Más noticias

ASJ muestra irregularidades de Astropharma en informes

Hallazgos señalan que compras sobrevaloradas se hicieron cuando la familia Gutiérrez seguía siendo socia de la droguería.

La diputada Lena Gutiérrez y su familia aseguraron que dejaron de ser socios de Astropharma en 2009.
La diputada Lena Gutiérrez y su familia aseguraron que dejaron de ser socios de Astropharma en 2009.

Tegucigalpa, Honduras.

Astropharma, la empresa farmacéutica ligada a la familia Gutiérrez, fue investigada por la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ).

Hace dos días, el Ministerio Público presentó ante la secretaría de la Corte Suprema de Justicia un requerimiento fiscal por supuesta corrupción en Salud Pública contra la diputada Lena Gutiérrez, sus hermanos Julio Gutiérrez, Ginette Gutiérrez y su padre Marco Tulio Gutiérrez, supuestos socios de Astropharma.

En conferencia de prensa, la familia Gutiérrez aclaró que dejaron de ser socios de esta empresa desde 2009.

Según Carlos Hernández, coordinador de ASJ y representante en Honduras de Trasparencia Internacional, en la investigación desarrollada en la Secretaría de Salud se detectaron varias irregularidades relacionadas con esta empresa.

“En 2010 nosotros hicimos un estudio sobre toda la industria de medicamentos y los nexos políticos y la forma en la que se hacían los negocios. En ese estudio se encontraron varias irregularidades”, indicó Hernández. “Una de estas fue que la empresa Astropharma, sin tener una participación activa, de un día para otro aparece como uno de los mayores proveedores de la Secretaría de Salud”, indicó.
Señaló que además se realizaron análisis químicos en el extranjero de los productos que la empresa proporcionaba a la Secretaría.

“Hicimos análisis fuera del país para detectar si efectivamente los medicamentos reunían los condiciones técnicas necesarias y ahí nos encontramos con varias irregularidades con respecto a la calidad”, señaló. “Muchos medicamentos no reunían, no tenían los elementos químicos que decían, eran basura muchos de ellos, lamentablemente algunos que no tenían el efecto en el cuerpo que deberían tener”, detalló.

Indicó que estas y otras irregularidades fueron presentadas ante las autoridades del Ministerio Público “y hemos estado presionando porque creemos que no se puede jugar con la salud del pueblo hondureño”.

Al consultarle sobre si la familia Gutiérrez era socia de esta empresa durante las investigaciones, el representante de Trasparencia Internacional dijo: “Sí, claro. Ellos hicieron una modificación en 2011, están en el informe público que está colgado en la página de Transformemos Honduras, hicieron unos cambios; pero, obviamente, sí aparecían como socios”.

Los documentos

Las aseveraciones de Hernández están plasmadas en dos informes presentados por esta organización civil.

Uno de los documentos refiere a “irregularidades” detectadas en procesos de “compras directas en el año 2010 cuando al frente de esta dependencia se encontraba el actual diputado nacionalista Arturo Bendaña.

En el apartado denominado “Precios exagerados”, página número 9, se indica que “En una selección de 22 medicinas, el Ministerio de Salud pagó casi 18 millones (de lempiras) en vez de los 7.8 millones (de lempiras) que según la Organización Mundial de Salud (OMS) son los precios promedios mundiales.

“Entonces solo en estos 22 medicamentos el pueblo hondureño está pagando 10 millones (de lempiras) más de lo que debería”.

Como ejemplo de los precios exagerados, la ASJ indica que “el medicamento Etinilestradiol + Levonorgestrel 0.03mg + 0.15mg Ciclo, el Ministerio de Salud le compró a la Droguería Astropharma por L3,718,000.

Pero si lo hubiera comprado al precio promedio mundial según la OMS, el total solo hubiera sido L2,414,000, L1,300,000 menos en un solo medicamento”.

En el informe señala que estas compras se hicierondurante un estado de emergencia que se decretó sin necesidad.

“El secretario de Salud, a pesar de tener pleno conocimiento del problema, desde inicios de su gestión, al tomar posesión de su cargo el 29 de enero, no empezó ninguna licitación ni convocó a ninguna comisión, sino que esperó más de 100 días para solicitar al Presidente el estado de emergencia en el sistema de salud”, dice el documento.