Los atractivos millones de Chávez a través del Alba

El presidente Manuel Zelaya, empresario y de pensamiento liberal, decidió incorporar a Honduras a la Alba, más que por afinidad ideológica, por los beneficios inmediatos.

El presidente Manuel Zelaya, empresario y de pensamiento liberal, decidió incorporar a Honduras a la Alba, más que por afinidad ideológica con la revolución bolivariana, por los beneficios inmediatos de pertenecer al eje anti Estados Unidos.

Según un análisis completo publicado por el diario venezolano El Universal titulado “Cuánto cuesta el Alba” y publicada en su portal Web, son alrededor de 32 mil millones de dólares los que Hugo Chávez ha distribuido entre los seis países que integran la Alternativa Bolivariana para las Américas (Alba).

El Universal cita como fuente al mismo Gobierno venezolano y en el texto se asevera que septiembre de 2008, a Honduras le han correspondido al menos 130 millones de dólares.

Millonaria “inversión”

“De acuerdo con las cifras que maneja el Centro de Investigaciones Económicas, Cieca, desde su fundación hasta septiembre de 2008, Venezuela ha destinado para los países que integran la alianza la suma de 32,952 millones de dólares. Esto representa el 23.51 % de los ingresos fiscales de Venezuela”, dice el escrito.

Según el análisis, el país más beneficiado con la ayuda venezolana ha sido Cuba, cofundador del organismo e inspirador de la idea de la alianza. La ayuda brindada a este país ha sido de 18,776 millones de dólares desde 2005. Luego le sigue Bolivia con 6,724 millones de dólares.

Nicaragua 5,523 millones de dólares, Banco de la Alba 1,350 millones de dólares, Haití 440 millones de dólares, Honduras con 130 y Dominica 8 millones de dólares.

El caso Zelaya
El último país en ingresar a la alianza, Honduras, bajo el liderazgo de Manuel Zelaya, ha sido emblemático por las diferencias ideológicas del líder hondureño respecto a Hugo Chávez. Zelaya es un empresario que incursionó en la política como miembro del Partido Liberal de Honduras y gana la presidencia apoyado por ese partido.

Desde esa posición había promovido la alianza económica con EUA, pero las dificultades económicas, comunes en los países de Centroamérica, entre otras cosas por los altos costos de los combustibles, encontró en la Alba una tabla de salvación.

La Prensa