Alto Comisionado de ONU pide investigar uso de armas en cárceles de Honduras

Granadas y armas se utilizaron en la reyerta entre pandillas en la cárcel de máxima seguridad de la 'Tolva'.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras (ACNUDH) visitó la prisión oriental para documentar la reyerta.
El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras (ACNUDH) visitó la prisión oriental para documentar la reyerta.

Tegucigalpa, Honduras.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidadas para los Derechos Humanos en Honduras (OACNUDH) ha pedido a autoridades investigar los acontecimientos y la entrada y uso de armas de fuegos en los centros penales del país.

La reyerta al interior de los módulos del centro penal de máxima seguridad de Morocelí (La Tolva) ha provocado reacciones de organizaciones gubernamentales, no gubernamentales e internacionales. Tres muertos y más de una treintena de heridos dejaron enfrentamientos con granadas y disparos entre miembros de pandillas, según versiones preliminares, este jueves.

Puede leer: Reo que murió en la Tolva estaba identificado con padrón del RNP de un doctor

La presencia del alto comisionado, en representación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Honduras funciona como visor en acontecimientos relacionados a violencia, inseguridad, migración y pobreza.

A través de redes sociales, OACNUDH recordó que el Estado de Honduras tiene la obligación de salvaguardar la vida de los privados de libertad y garantizar su seguridad en las prisiones.

FOTOS: Radiografía de la tragedia en la 'Tolva'

“OACNUDH insta a las autoridades a investigar exhaustivamente la entrada y uso de explosivos y armas de fuego en los establecimientos penitenciarios, recordando el deber del Estado de salvaguardar la vida y los derechos humanos de las personas privadas de libertad”, publicó el ente internacional en su cuenta en Twitter.

Posteriormente, OACNUDH informó que representantes visitaron la prisión de Morocelí, a unos 64 kilómetros de la capital hondureña Tegucigalpa, en el oriente de Honduras, para documentar y crear un expediente informativo.

Además: Estado de Honduras sigue sin garantizar seguridad en cárceles

"OACNUDH visitó La Tolva, en El Paraíso, para documentar la reyerta acontecida ayer. La Oficina está preocupada por el incremento de la violencia en los penales que ha dejado al menos 4 muertos y 40 heridos en tres centros de máxima seguridad en los últimos días”, informaron.

La reyerta entre pandillas duró, al menos, una hora. Tras esto, custodios intentaron, con refuerzos de la Policía Militar del Orden Público (PMOP), recuperar las instalaciones e ingresar con cuerpos de emergencia de la Cruz Roja y Bomberos. Los privados de libertad y custodios heridos fueron trasladados hacia Tegucigalpa y Danlí, a centros asistenciales.

Hasta la zona llegaron decenas de familiares, especialmente madres y esposas, angustiadas en busca de información relacionada a sus seres queridos. El hermetismo informativo de autoridades oficiales provocó una estela de confusión. Fue hasta este viernes que el Instituto Nacional Penitenciario oficializó la cifra de víctimas mortales y heridos, aunque aún no se esclarecen los pormenores de la crisis al interior de la prisión.

Miembros de la Mara Salvatrucha y pandilla '18', dos de las organizaciones criminales más preponderantes de Honduras, conforman el padrón de privados de libertad en la mayoría de cárceles hondureñas, incluidas las de máxima seguridad. Esto ha generado múltiples enfrentamientos que aún no logra ser resuelto por el Estado de Honduras.

La Prensa