Policía frustra supuesto amotinamiento en cárcel de Támara

Elementos de la Policía Militar y del Instituto Penitenciario decomisaron 18 armas de fuego.

Las autoridades identificaron a 57 privados de libertad como conspiradores de un supuesto amotinamiento que se iba a realizar en las próximas horas.
Las autoridades identificaron a 57 privados de libertad como conspiradores de un supuesto amotinamiento que se iba a realizar en las próximas horas.

Tegucigalpa.

El Instituto Nacional Penitenciario (INP) informó que este jueves se frustró un supuesto amotinamiento que se iba a realizar en el Centro Penitenciario de Támara.

Tras varios días de investigación e inteligencia, elementos de la Policía Militar y del INP identificaron un grupo de privados de libertad que planeaban la insurrección al interior de la cárcel de máxima seguridad, ubicada a unos 30 km de Tegucigalpa, capital de Honduras.

Las autoridades del INP indicaron en un comunicado que se obtuvo información que "un grupo de internos planificaban realizar un amotinamiento en el cual usarían armas de fuego automáticas y tipo revolver, así como municiones".

En ese sentido, se procedió a una intervención para detener el plan de los sospechosos y decomisar las armas con las que iban a amotinarse.

"En la acción se contó con la colaboración de los internos del recinto general quienes ayudaron a requerir a 57 privados de libertad, decomisándoles 18 armas de fuego, más de 750 proyectiles y 14 cargadores", agregaron las autoridades.

Los presuntos insurrectos fueron puestos a la orden de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), para que se les inicie un nuevo proceso judicial por los delitos de asociación ilícita y portación ilegal de armas y municiones de uso comercial.

De acuerdo a las investigaciones del INP, el amotinamiento tenía como propósito "recobrar el control" del centro penitenciario en donde las autoridades han logrado mantener el orden.

A los involucrados en el amotinamiento se les aplicará el Reglamento Disciplinario para las Personas Privadas de Libertad, siendo trasladados a un centro penitenciario de máxima seguridad.

La Prensa