Hondureños claman entrar a EEUU, mientras envían más agentes a frontera de Texas

Una hondureña embarazada dio a luz cerca del río Grande cuando la temperatura estaba un grado bajo cero.

Dareli Matamoros, una niña de Honduras, sostiene un cartel pidiendo al presidente Biden que la deje entrar al país. Yadiel García y su padre Fabricio se arrodillaron a orar.
Dareli Matamoros, una niña de Honduras, sostiene un cartel pidiendo al presidente Biden que la deje entrar al país. Yadiel García y su padre Fabricio se arrodillaron a orar.

LOS ÁNGELES.

El Gobierno de Estados Unidos está enviando más agentes para controlar el flujo de inmigrantes al área del Valle del Río Grande, en Texas, a donde en las últimas semanas han llegado cientos de familias y niños no acompañados que buscan ingresar a Estados Unidos, dijo ayer la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

“La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los EUA está desplegando agentes adicionales en el área de operaciones del sector del Valle del Río Grande”, asegura CBP. Con estas acciones, CBP “busca disuadir e interrumpir las actividades de tráfico de personas por parte de organizaciones criminales transnacionales”, agrega la agencia de control fronterizo.

Dato
El sector del Valle del Río Grande se convirtió en 2018 uno de los pasos preferidos por familias inmigrantes indocumentadas que intentaban ingresar al país. La situación obligó a CBP a emprender campañas como la “Operación Big Rig” y “No Se Arriesgue”.

En las últimas semanas, el área del Valle del Río Grande ha visto una ola de inmigrantes que han cruzado la frontera de manera indocumentada. Hace dos semanas agentes de CBP recibieron información de que una mujer hondureña embarazada estaba en peligro en algún lugar cerca del río Grande.

Los agentes, que respondieron al llamado de auxilio, encontraron que la mujer había dado a luz. La temperatura cerca del río Grande esa noche se sintió a menos de 30 grados fahrenheit (-1 grado celsius), detalló CBP.

Mientras la seguridad fronteriza es reforzada, al otro extremo del país, un grupo de hondureños protagonizó una dramática manifestación.

Yadiel García y su padre Fabricio, de Honduras, se arrodillaron a oran durante una manifestación de migrantes exigiendo políticas migratorias más claras de Estados Unidos, en el puerto de cruce de San Ysidro en Tijuana. Allí, Dareli Matamoros, una niña de Honduras, sostuvo un cartel pidiendo al presidente Biden que la deje entrar a su país.

La Prensa