Lloran, velan y entierran a la persona equivocada en Copán

Doña Victoria Sarmiento gastó más de 10,000 lempiras en un funeral.

Foto referencial.
Foto referencial.

Tegucigalpa.

Más de 10,000 lempiras le costó a una humilde señora la equivocación del Hospital de Occidente, cuyos empleados le entregaron un cadáver que no era el de su esposo.

Doña Victoria Sarmiento, vecina de la comunidad de El Carmen, San Nicolás, en el departamento de Copán, denuncia que en el Hospital de Occidente le entregaron el cadáver de otro hombre.

El caso de doña Victoria es similar al de muchas personas. Su esposo había desaparecido, y tras buscarlo en varios lados recurrió al Hospital de Occidente, adonde supuestamente su esposo había muerto. Le dijeron que había muerto por Covid-19 y le entregaron un cadáver.

Cadaver.228(1024x768)
La orden de entrega del cadáver que recibió doña Victoria Sarmiento.

La humilde señora y su familia realizó un funeral y tras velar a su "pariente" lo sepultaron. Sin embargo, once días después, encontraron al señor "vivito y coleando"; se encontraba en un potrero en Trinidad, Copán.

Tras constatar que su esposo estaba con vida y que había pagado a la funeraria por una persona que no era su familiar, doña Victoria Sarmiento busca que el Hospital le reponga el dinero gastado.

Las autoridades del centro médico manifiestan que realizaron el procedimiento en debida forma ya que la persona cuando falleció no portaba documentos. La vocera del sanatorio manifestó: "Los familiares ya fueron localizados por parte del Hospital de Occidente y ellos reconocieron que ellos dijeron que sí era su familiar".

Cadaver2.6(1024x768)
Doña Victoria muestra el recibo de la funeraria donde pagó más de 10,000 lempiras.
La Prensa