Detectan pago irregular de L12 millones en el IHTT

Se hicieron 68 desembolsos a personas, sociedades y empresas que no debían recibir el subsidio.

El decreto legislativo facultó al Instituto de Transporte a elaborar las planillas, hacer los cálculos y efectuar los pagos
El decreto legislativo facultó al Instituto de Transporte a elaborar las planillas, hacer los cálculos y efectuar los pagos

Tegucigalpa.

El Instituto Hondureño del Transporte Terrestre (IHTT) efectuó pagos indebidos por alrededor de 12 millones de lempiras a supuestos empresarios del servicio de pasajeros de la capital que fueron beneficiados con el “bono compensatorio excepcional”, aprobado por el Congreso Nacional en agosto de este año por un monto global de 355 millones de lempiras.

Así lo revela un amplio y detallado informe interno al cual tuvo acceso exclusivo la unidad de investigación y datos de Diario LA PRENSA, en el que se consigna una serie de irregularidades e inconsistencias en el desembolso del beneficio que puede derivar en la formulación de responsabilidades administrativas, civiles y penales en contra de las actuales autoridades de esa institución.

Con base en planillas de supuestos beneficiarios tomadas de la base de datos de la desaparecida Dirección General de Transporte (DGT) que estaban plagadas de múltiples inconsistencias. como borrones, manchones, rayones y sin firma ni sellos de los responsables, el IHTT elaboró un listado de personas y sociedades dedicadas al transporte que debían ser beneficiadas con el pago del referido bono compensatorio excepcional.

Dicha base de datos fue proporcionada por la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos (Insep), la cual se tomó de los archivos que quedaron de la desaparecida DGT y de la Secretaría de Obras Públicas, Transporte y Vivienda (Soptravi).

Para elaborar el nuevo listado de beneficiarios del decreto 114-2020, la secretaria general del IHTT tomó como referencia las planillas de pagos efectuados entre los años 2011 y 2012 -2016 que abarcaba a todas las empresas de transporte de pasajeros del Distrito Central subsidiadas y no subsidiadas.

El informe especial que calza los sellos y las firmas de los responsables de la dirección ejecutiva, secretaría general y la gerencia administrativa y de recursos humanos del IHTT establece que en las primeras planillas elaboradas para el pago de los primeros 115 millones desembolsados y que fueron cargadas en septiembre anterior se detectaron desembolsos irregulares por un valor de 11,928,649.12 lempiras.

Pagos fantasmas

Según el informe, los pagos indebidos se hicieron a unas 68 personas y sociedades de la actividad del transporte (cesionarios) que no debían ser beneficiadas porque ya habían vencido o cedido sus derechos a terceros o no contaban con sus respectivos permisos de explotación vigentes.

En el primer caso se pagaron 4.9 millones de lempiras y en el segundo 6.9 millones para hacer un total de 11.9 millones de lempiras que fueron irregularmente acreditados a estas supuestas personas naturales y jurídicas.

Estos desembolsos tienen el agravante de que no se ciñeron a lo consignado en el decreto legislativo 114-2020, publicado en la Gaceta el 4 septiembre de 2020, que autorizó el pago de los 355 millones de lempiras únicamente a los concesionarios y titulares de un permiso de explotación y certificado de operación vigente. Dicho decreto estableció en su parte medular que solo podían ser beneficiarios aquellos que tuvieran su permiso de explotación y certificado de operación vigente, los que tuviesen en trámite dichos documentos antes de aprobado el beneficio, los que legalmente se encuentren constituidos como comerciantes individuales, cooperativas y asociaciones de servicio terrestre público.

Asimismo, los concesionarios que a la entrada en vigencia del decreto 114-2020 ostentaran la titularidad de una concesión, por medio de la cual en el pasado se haya pagado una aportación compensatoria excepcional en concepto de bono al transporte.

Descubrimientos

Fechas claves del caso
1. 4 de septiembre de 2020
El Congreso Nacional aprueba el decreto 114- 2020, mediante el cual se aprueba una partida de 355 millones para pago de bono al transporte del DC.
2. 21 de septiembre de 2020
La Dirección del IHTT remite a la comisionada Pyubani Williams que ordene un informe de las concesiones que están vigentes y no vigentes..
3. 23 de septiembre de 2020
La secretaría general remite a la dirección ejecutiva informe que detalla la existencia de 1,456 registros y 1,439 certificados de operación.

Entre algunos de los hallazgos consignados en el informe se detalla que las planillas que sirvieron de referencia para hacer los referidos pagos presentaban una serie de inconsistencias y errores en el cálculo de días operados de los buses, errores en la suma de la cantidad de unidades registradas por empresa, buses con placas que no correspondían a la unidad, planillas con manchones y borrones y registros sin firma y sellos, así como errores de digitalización en los nombres del concesionario y la empresa, placas, números de registro y días operados.

Para el caso, en las planillas de 2011 tomadas como base para los nuevos pagos se encontró que solo las de septiembre estaban firmadas, en las restantes las unidades no estaban censadas y muchas de ellas no tenían solicitudes de renovación del permiso de operación ante el IHTT.

El informe consigna que a pesar de las múltiples anomalías detectadas en el proceso de elaboración de las planillas de pago, el 29 de septiembre la comisionada presidenta del IHTT, Pyubani Williams, autorizó el pago del primer desembolso para cerca de un centenar de beneficiarios (entre personas naturales, cooperativas, sociedades y empresas) por 112 millones de lempiras.

Un día después, el 30 de septiembre, se efectuó el pago.

El 16 de octubre de 2020, el director ejecutivo del IHTT, Manuel Tejeda, remitió el informe técnico final en el que se consigna que “hemos identificado de forma clara y precisa que de las primeras planillas elaboradas para el pago de los primeros 115 millones de lempiras que fueron cargados en septiembre se efectuaron 68 pagos indebidos, pues quienes los recibieron no tenían la calidad de beneficiarios, conforme al decreto aplicable (114-2020)”.

Luego, el 21 de octubre remite un correo electrónico a los comisionados Pyubani Williams, Roberto Zacapa y Rafael Ruiz, al cual LA PRENSA tuvo acceso, advirtiendo que los pagos indebidos por 11.9 millones de lempiras podrían tener “consecuencias legales impensables” en vista que se elaboraron con una base de datos que contenía múltiples anomalías.

Por lo delicado y grave del asunto, Tejeda recomendó a los comisionados detener inmediatamente todos los pagos que se encuentran pendientes para poder realizar una investigación más exhaustiva de los próximos registros y planillas a pagar, buscar la forma de manera urgente para intentar recuperar el dinero mal acreditado y tratar de minimizar el perjuicio para evitar acciones legales en el futuro, y por último la asignación de más personal para mejorar la elaboración de las futuras planillas.

La Prensa