Presidente de Honduras: "Quienes se aprovechen de la pandemia deben pagar"

El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, aseguró que se debe contribuir con las investigaciones sobre corrupción para castigar a los responsables.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, advirtió a quienes  aprovechen la pandemia para actos de corrupción, que deberán pagar por sus actos.
El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, advirtió a quienes aprovechen la pandemia para actos de corrupción, que deberán pagar por sus actos.

Tegucigalpa, Honduras

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, advirtió a quienes se beneficien de la situación por la pandemia de la enfermedad COVID-19 que el que "la hace la paga" y que "el que ha estado aprovechándose de esta pandemia, sea empresario, funcionario, tiene que pagar”.

El mandatario aseguró que se debe contribuir con todos los órganos fiscalizadores del Estado y señaló que “no podemos perdonar a ningún inescrupuloso que se haya aprovechado de la situación para beneficio personal en una situación tan difícil para el país".

Aseguró que como presidente "aplaudo a todo aquel hondureño que pide cuentas y que denuncia”, puntualizó.

investh.2(1416x870)

Hernández dijo que ha pedido contribuir con todas aquellas investigaciones del Ministerio Público, la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) y del Tribunal Superior de Cuentas (TSC) debido a la situación compleja que se vive en el país.

Los hospitales móviles sobrevalorados

Sobre las investigaciones en Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), el mandatario aseguró que “pedí acompañamientos al Fonac, ASJ, Cohep y a varios otros veedores y advertimos desde el inicio que ese dinero debía manejarse transparentemente, con la debida diligencia, con la prontitud del caso”.

Recordó que “quienes administran recursos tienen que hacerlo bajo parámetros de ley, diligencia y principios que deben regir una buena transacción, una buena gestión, aún en medio de una situación difícil como la pandemia”.

El escándalo más sonado durante la pandemia que afecta a Honduras, es la compra en Turquía de siete hospitales móviles, por casi 48 millones de dólares, de los que dos llegaron el 10 de julio, para San Pedro Sula y Tegucigalpa, las dos ciudades más importantes del país, pero todavía no están funcionando, por un enredo que no huele a limpio. Los cinco restantes llegarían en septiembre.

Aunque ningún funcionario ha confirmado si hubo corrupción o no en la compra de los hospitales y otras cosas, de hecho sí hubo, a juzgar, por ejemplo, que entre los primeros dos que llegaron venían piezas usadas o vencidas desde 2016, entre otras irregularidades.

La Prensa