Juan Orlando Hernández dice que la economía de Honduras está afectada y anuncia ayuda a emprendedores

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, anunció ayuda a emprendedores para revertir impacto económico de pandemia del coronavirus.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo que sabe el momento difícil que están viviendo los emprendedores.
El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, dijo que sabe el momento difícil que están viviendo los emprendedores.

Tegucigalpa, Honduras

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, anunció este martes que pronto tendrá buenas noticias relacionadas con moratoria de créditos bancarios, alivio y consolidación de deudas para ayudar a los emprendedores afectados por el impacto económico de la pandemia del coronavirus.

"La economía mundial está seriamente afectada, la de Honduras no es la excepción, pero el efecto es mayor principalmente en la micro y pequeña empresa. Así como en los ciudadanos de menos ingresos", dijo el mandatario hondureño en su cuenta de Twitter.

Después posteó: “Les estamos escuchando y todos tenemos que actuar para apoyarles. Pronto les tendremos buenas noticias relacionadas con: Moratoria para créditos bancarios, alivio y consolidación de deudas, Ajuste en la tasa de interés durante la pandemia”.

Juan Orlando Hernández pidió a los bancos, cooperativas y financieras ponerse la mano en el corazón. "Es momento de SOLIDARIDAD (alivio/readecuación de deuda y ajustes en tasa de interés), Uds. pueden ayudar a aliviar la angustia de la Mipyme”.

También dijo que están listos para contribuir en estas soluciones para la gente más afectada.

De acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), Honduras ha registrado, hasta este lunes, un total de 1,506 muertes y 47,872 contagios por coronavirus SARS-CoV-2.

Honduras llegó a los primeros cinco meses de la pandemia del coronavirus con miles de contagios y un severo daño a su economía.

Centenares de micros, pequeños, medianos y grandes empresarios han sido asfixiados por la pandemia, mientras algunos negocios agonizan.

La Prensa