Secretaría de Finanzas propone un recorte de 16% del Presupuesto General

Casi 3,000 millones de lempiras destinados a gastos de emergencia son producto de recorte, reorientación y contención del gasto.

Rocío Tábora, ministra de Finanzas, rindió informe en Casa Presidencial.
Rocío Tábora, ministra de Finanzas, rindió informe en Casa Presidencial.

Tegucigalpa.

La ministra de Finanzas, Rocío Tábora, anunció este jueves que enviará al Congreso Nacional una iniciativa orientada a recortar un 16 por ciento del Presupuesto General de la República de todo el Sector Público No Financiero (SPNF) ante una caída de los ingresos y la necesidad de atender prioridades derivadas de la pandemia de COVID-19.

Tábora participó en una comparecencia en Casa Presidencial junto al presidente Juan Orlando Hernández y otros miembros del Gabinete Económico para informar sobre el estado de la economía del país durante la emergencia por el coronavirus, en el marco del acuerdo técnico logrado con el Fondo Monetario Internacional (FMI), así como la calificación estable que han mantenido las firmas Moody´s Investors Service y Standard & Poor´s.

Confianza de calificadoras

La funcionaria destacó la importancia que tiene para el país que ambas firmas de riesgo hayan mantenido la calificación estable para Honduras, cuando en muchos otros países más bien están bajando.

“Es un mensaje de confianza al manejo ordenado de las finanzas públicas, a las correctas medidas en materia de política monetaria, a la focalización del gasto para proteger a la población en el contexto de la emergencia y a las medidas que estamos priorizando para la reactivación económica”, apuntó la funcionaria.

Asimismo, “representa la confianza de que con todo este conjunto de medidas vamos a salir de este bache y que en 2021 podemos empezar a ver una mayor recuperación”, dijo.

Reorientación del Presupuesto

La titular de Finanzas agregó que también se valora que, de todo el presupuesto que se está ejecutando para atender la emergencia y para ver cómo se sale adelante con la economía, buena parte está saliendo de la optimización y de la reorientación del propio Presupuesto General de la República que ya se tenía en las instituciones.

Recordó que, desde el arranque de la pandemia, el presidente Hernández en Consejo de Ministros autorizó a la Secretaría de Finanzas a entrar en un proceso de contención y reorientación del gasto para atender la emergencia y de momento, los casi tres mil millones de lempiras que se han utilizado han salido de ese recorte, reorientación y contención del gasto.

Hay otro porcentaje que proviene de recursos que se han recibido de atención a la emergencia, provenientes del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, que son los dos que ya ingresaron al tesoro nacional y de otros recursos para la emergencia de fondos externos.

Tábora enfatizó que, aun con todo el comportamiento del primer trimestre en relación a las recaudaciones, que está fuertemente marcado por el cumplimiento del pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR), del año pasado, se está previendo una caída de los ingresos aproximadamente de 18 mil 472 millones de lempiras al cierre de este año, sumando la caída del Impuesto Sobre Ventas, impuesto a los combustibles y todos los demás impuestos como la recaudación en aduanas.

“Como los ingresos van a ser menores y tenemos necesidades importantes para garantizar el cuidado de la salud de las personas, alimentación y las demás prioridades, he preparado una propuesta de reformas del Presupuesto General para ser enviada al Congreso Nacional de la República, que consiste básicamente en que se autorice la reducción de al menos el 16 por ciento del Presupuesto General de la República de todo el Sector Público No Financiero, ahí significa que no sólo la administración central sino también el Congreso y todas las entidades que estamos cubiertas por el Presupuesto General de la República”, anunció.

Aseveró que tiene lista esa iniciativa y considera que es una medida clave para “aprender a vivir de otra manera”, con austeridad para poder atender lo prioritario en esta pandemia.

La Prensa