Oficializan cinco muertos más por COVID-19 en Cortés

La cifra de fallecidos subió a 31, lo que ubica a Honduras con la segunda tasa de letalidad más alta en Latinoamérica, México es el primero.Ya hay 419 casos.

Hay 126 pacientes hospitalizados, de los cuales 99 están estables, 10 graves y 17 en UCI.
Hay 126 pacientes hospitalizados, de los cuales 99 están estables, 10 graves y 17 en UCI.

TEGUCIGALPA.

Con 31 muertes confirmadas por COVID-19, Honduras registra una tasa de letalidad de 7.4%, la más alta en Centroamérica.

El Salvador reporta una tasa de 4% con 6 muertos y 149 casos, Guatemala 2.8% con 5 víctimas de 180 confirmados y Panamá 2.6% con 95 fallecidos de 3,574 casos de coronavirus.

En Latinoamérica, Honduras ocupa el segundo lugar después de México que tiene 8%, ya que hasta ayer reportaba 5,650 casos y 452 muertos; le sigue Brasil con 6%, Ecuador con 4.8% y Colombia con 4.2%. Ayer el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) confirmó la muerte de cinco personas más por complicaciones a causa de esta enfermedad.

Los fallecidos son de Cortés, se trata de cuatro personas de San Pedro Sula, dos hombres de 39 y 69 años y dos mujeres de 52 y 70 años, además de un hombre de 76 años, quien residía en Villanueva. De las 31 víctimas mortales, el 71% se concentra en Cortés (22) y el 9.7% en Yoro (3); el resto son de Francisco Morazán (2), Lempira (1), Colón (1) y Atlántida (2).

Francis Contreras, vocero del Sinager, reportó 12 personas más contagiadas, con los que el número de casos en el país aumenta a 419. Siete son de San Pedro Sula y dos de Choloma, Cortés; dos residen en La Ceiba y uno en el Distrito Central.

LC covid 150420(1416x870)

Causas

Omar Jananía, gerente del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), aseguró que la cantidad de muertos aumentará, “solo en San Pedro Sula murieron 38 personas que estaban en las salas de COVID-19 de los hospitales, pero se está a la espera de los resultados para confirmarlas”.

El alto número de personas fallecidas a causa de la enfermedad se debe a tres factores, según el doctor: la falta de equipo y capacidad de los centros hospitalarios, las personas están llegando tarde a los hospitales, y las enfermedades preexistentes de los pacientes.

Agregó que muchas personas de la tercera edad están llegando a los centros asistenciales con los síntomas de coronavirus, incluso ya con complicaciones severas.

Pruebas

El vocero del Sinager indicó a LA PRENSA que el laboratorio ha procesado unas 2,400 muestras hasta la fecha y confirmó que hay pendientes de hacer, sin embargo, no dio a conocer cuántas son. “La debilidad es que solo tenemos un laboratorio”.

Contreras dijo que hay 26,000 pruebas de PCR que fueron donadas por el Banco Centroamericano de Integración Económica, pero para comenzar a usarlas se necesitan los kit de extracción. “

No tenemos todos los insumos para procesarlas, pero ayer ingresó un lote y hoy vendrán más. Con estas pruebas y la habilitación del laboratorio en San Pedro Sula se espera agilizar el procesamiento de las muestras.

Entregan comida en 24 sectores

TEGUCIGALPA. Elementos de las Fuerzas Armadas llegaron a 17 barrios y colonias del Distrito Central para entregar la bolsa solidaria.

Siete aldeas fueron incluidas en la ruta del proyecto Honduras Solidaria. Y en las ciudades gemelas los pobladores de la 28 de Marzo, La Aurora, Alpes de Oriente, Santa Isabel y demás lugares agradecieron la entrega.

Según el recuento del ministro Arnaldo Bueso, el proyecto ha beneficiado a 965,400 personas en seis municipios del país.Pese a las entregas, los habitantes de varias colonias siguen cuestionando la “lenta y sesgada” entrega del beneficio social.De hecho, entre el lunes y martes lugareños de la salida al sur y del caserío El Portillo pidieron celeridad e igualdad en la distribución de víveres.

Con la misma consigna de “tenemos hambre”, los habitantes de la colonia Santa Cecilia también salieron a las calles y desde el bulevar Fuerzas Armadas solicitaron ser incluidos en la repartición. Ayer salieron decenas de comerciantes y personas y como de costumbre, las personas formaron kilométricas filas en las afueras de supermercados.

La Prensa