Embarazada contagió a doctora fallecida y a dos ginecólogos

Pacientes que murieron por COVID-19 en el Leonardo no fueron conectados a los ventiladores, pues se descompesaron rápidamente por padecer de una enfermedad de base.

Los médicos que atienden a los pacientes con COVID-19 en los hospitales del país se quejan de que los equipos de protección son insuficientes a pesar de que el Gobierno asegura que se les ha dotado de lo necesario. Al Leonardo Martínez se le dotó de ventiladores mecánicos.
Los médicos que atienden a los pacientes con COVID-19 en los hospitales del país se quejan de que los equipos de protección son insuficientes a pesar de que el Gobierno asegura que se les ha dotado de lo necesario. Al Leonardo Martínez se le dotó de ventiladores mecánicos.

SAN PEDRO SULA.

La sala adonde se atiende a pacientes diagnosticados con COVID-19 en el hospital Leonardo Martínez fue equipada con siete ventiladores mecánicos, que se sumaron a los dos con que ya se contaba.

La mayoría de las personas que han fallecido por el nuevo coronavirus han estado ingresadas en el Leonardo Martínez.

Eugenia Díaz del Valle, subdirectora de ese centro asistencial, dijo que esos pacientes no pudieron ser conectados a los ventiladores mecánicos debido a que se descompensaron rápidamente porque tenían una comorbilidad.

El equipo de bioseguridad es insuficiente, el personal debe tener protección adecuada.

Suyapa Figueroa, presidenta del CMH

Ayer la doctora Denisse Murillo murió en el Leonardo Martínez a pesar de que estaba conectada a un ventilador en cuidados intensivos. La doctora se contagió al atender a una embarazada, quien también infectó a dos ginecólogos. Hasta anoche, Salud no había certificado este fallecimiento por COVID-19.

La sala del hospital tiene capacidad para albergar a 24 personas, e inicialmente se informó que en ese sanatorio solo se atenderían pacientes con síntomas de coronavirus referidos de los centros de salud con una condición de leve a moderada, y si sufrían complicaciones serían remitidos al Mario Rivas.

LEA: Al menos 16 hondureños en EEUU han dado positivo por COVID-19

Actualmente, la atención en San Pedro Sula a personas afectadas por este virus se está dando tanto en el Leonardo Martínez como en el Mario Rivas.Iván Torres, miembro de la comisión interventora del hospital Mario Rivas, dijo a LA PRENSA que se destinó una área adonde se atiende a personas con sospechas de COVID-19 y otra para los ya positivos.

“Tenemos ocho ventiladores mecánicos, pero seis están con pacientes con otras enfermedades y dos habilitados para pacientes con COVID-19. Nosotros (Rivas) tenemos dos pacientes en ventilación”.

Torres añadió que la sala en el Rivas tiene capacidad para 25 camas, “pero estamos habilitando un piso en el cuarto nivel del hospital para ampliar entre 100 y 150 camas”.
En el Rivas hasta ayer permanecían 13 personas ingresadas, de ellas dos están conectadas a ventilador mecánico, dos en condición delicada y el resto está en el área de sospechosos.

np-leonardo-010420 (1)(800x600)
En la clínica del IHSS de Calpules hay cuatro ingresos por coronavirus.

Seguridad

En cuanto al equipo de bioseguridad, Torres aseguró que sí cuentan con el necesario. “Siempre las mascarillas N-95 que son las de más difícil obtención, pero hasta ahora hemos cubierto las necesidades de insumos de nuestros empleados”.

Informó que los médicos en servicio social residentes que habían abandonados las salas ya se reincorporaron; además se contrató a enfermeras y médicos generales.

“Estamos trabajando en tres turnos y apoyando el área de triaje adonde se recibe a los pacientes y se clasifican como sospechosos, y el área de filtro adonde se decide si van a la sala o directamente al área de COVID-19, que son los médicos que están con el manejo de los pacientes altamente sospechosos”.

Seguro Social

Carlos Umaña, presidente de los médicos del IHSS, dijo que para el personal médico del hospital de San Pedro Sula se destinaron 3,000 kits de protección, pero “no van a ser suficientes porque solo van a dar para las áreas directamente con pacientes; pero hay otras que no podrá el Seguro Social porque no hay materiales y siempre vamos a necesitar de la buena voluntad de la empresa privada”.

Añadió que han solicitado al Gobierno que los dote porque los proveedores no les han entregado los equipos de protección. “Necesitamos gorros, mascarillas N-95 y quirúrgicas, batas desechables, estériles y no estériles, botas para los zapatos, lentes especiales y visores”, añadió.

San Pedro Sula tendrá laboratorio

SAN PEDRO SULA. La Secretaría de Salud definió que a partir de esta semana se contaría con un laboratorio en la Capital Industrial para hacer las pruebas de pacientes con sospechas del nuevo coronavirus.

El laboratorio funcionará en la Región Departamental de Salud de Cortés, inmueble aledaño al hospital Mario Rivas.

“Eso quiere decir que a finales de esta semana o a inicios de la próxima vamos a enviar las pruebas al laboratorio, y en menos de seis horas tendríamos los resultados”, dijo el doctor Iván Torres, miembro de la comisión interventora del hospital Mario Rivas. Indicó que las pruebas rápidas no son 100% específicas ni confiables.

“Entonces se prefiere hacer la prueba de PCR (hisopado) que es de DNA y RNA que son las cadenas propias del virus que aparecen en el cuerpo humano cuando el virus está presente”, explicó Torres.

La Prensa