Salud: Primer fallecido por COVID-19 sí fue confirmado por el laboratorio

La ministra de Salud, Alba Consuelo Flores, dijo que el paciente de 60 años estuvo hospitalizado cinco días.

Alba Consuelo Flores, ministra de Salud de Honduras.
Alba Consuelo Flores, ministra de Salud de Honduras.

Tegucigalpa, Honduras.

Luego de confirmarse la primera muerte de una persona con COVID-19 en Honduras, entre la población se generó una confusión debido a que la víctima es un hombre de 60 años procedente de Villanueva, Cortés, pero el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) informó en su comunicado #9 que era una mujer con la misma edad y procedencia.

Alba Consuelo Flores, titular de la Secretaría de Salud, aclaró que el caso del fallecido sí se registró por medio del Laboratorio Nacional de Virología, siendo el hombre de 60 años el paciente número 26 con coronavirus en Honduras, confirmando de esta manera que hubo un error al momento de redactarse el comunicado.

Flores indicó que la primera víctima de COVID-19 en Honduras fue ingresado al hospital Leonardo Martínez, de San Pedro Sula, con una patología asociada (enfermedad base de neumonía y cardiopatía).

En el comunicado número 9 del Sinager se informó que el paciente 26 era una mujer de 60 años, procedente de Villanueva, pero hoy se informó que era un hombre.

El hombre permaneció hospitalizado cinco días hasta la noche del miércoles cuando falleció, agregó la titular de Salud.

Aseguró que el hospital utilizó los protocolos de bioseguridad para atender en Cuidados Intensivos a esta persona, quien, de acuerdo a Gabriel Rubí (secretario del Sinager), en tres veces los médicos le salvaron la vida por las complicaciones provocadas por el coronavirus.

Investigación epidemiológica

La región sanitaria de Salud inició una investigación epidemiológica para poner en aislamiento a las personas que estuvieron en contacto con esta persona; es decir familiares, amigos y vecinos que posiblemente lo visitaron en días previos a su complicación.

Trascendió que el hombre de 60 años asistió a una iglesia estando contagiado, por lo que también las autoridades investigarán esta versión para determinar si se cerca la zona, y así contener la propagación del letal COVID-19.

Flores indicó que el protocolo (recomendado por la OPS) a seguir con los pacientes que mueran con coronavirus será estricto; no se realizarán funerales tradicionales de hasta 24 horas, sino que serán rápidos y solamente el núcleo familiar de los fallecidos.

Dijo que el cuerpo será entregado a un familiar y este será escoltado por la Policía hasta el cementerio, para cerciorarse que personas no se aglomeren durante el entierro que debe ser inmediato; asimismo, los familiares tendrán que estar a una distancia de un metro y medio cada uno.

La ministra de Salud finalizó en que este será el protocolo con todos los fallecidos con COVID-19, por lo que "nos toca prepararnos".

La Prensa