Hondureñas con coronavirus presentan avances favorables, afirman autoridades

Alba Consuelo Flores aseguró que ambos casos son los únicos confirmados en Honduras.

Honduras ha realizado 28 pruebas de coronavirus de las que se han descartado 26 sospechosos que dieron resultado negativo y solo se han confirmado dos.
Honduras ha realizado 28 pruebas de coronavirus de las que se han descartado 26 sospechosos que dieron resultado negativo y solo se han confirmado dos. /

Tegucigalpa.

Las primeras dos mujeres con coronavirus en Honduras se recuperan satisfactoriameante, aseguró este jueves la ministra de Salud, Alba Consuelo Flores.

La titular de Salud afirmó que las dos hondureñas, que regresaron de Suiza y España, continúan con sus procesos de recuperación, uno domiciliario y el otro en un hospital.

"La paciente que llegó vía San Pedro Sula hasta La Ceiba sigue con aislamiento domiciliario, y está siendo monitoreada y se recupera sin mayores problemas", apuntó Flores.

Añadió que la paciente embarazada que se encuentra hospitalizada "también no presenta mayores problemas y se recupera muy bien. Ambos casos, hasta ahora, son los únicos dos confirmados", reiteró la funcionaria.

La ministra Flores agregó que se han realizado 28 pruebas de coronavirus en el Laboratorio Nacional de Virología, de los que se han descartado 26 sospechosos que dieron resultado negativo y solo se han confirmado dos.

Adimismo, indicó que siguen en condición de sospecha al menos cinco casos, tres en hospitales privados de Tegucigalpa y dos en San Pedro Sula, uno de estos en el Instituto Hondureño de Seguridad Social y el otro en clínica privada.

Estado de emergencia

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, declaró este jueves el "estado de emergencia sanitaria" por coronavirus, un día después de confirmarse los primeros dos casos del virus en el país.

La emergencia fue decretada en la sesión del Consejo de Ministros, dirigido por Hernández, como parte del plan gubernamental de contención del COVID-19, indicó la Presidencia hondureña en un comunicado.

La Prensa