Empleados de la Enee pasaban viendo Netflix y haciendo citas por Tinder

También se prohibió el pago de horas extras a empleados que pasan en redes sociales y dejan trabajo para última hora.

La comisión interventora determinó ayer bloquear sitios y limitar el internet en oficinas.
La comisión interventora determinó ayer bloquear sitios y limitar el internet en oficinas.

TEGUCIGALPA.

Los lastres que tienen sumergida en una profunda crisis a la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) son tan variados como peculiares.

La junta interventora de la estatal descubrió que los burócratas no solo se caracterizan por ser faltistas e improductivos, ahora añaden a su lista el ocupar parte del tiempo en el que deberían trabajar para pasar pendientes de sus redes sociales en plena jornada laboral.

Según los interventores, pudieron verificar que los empleados miran películas en Internet y utilizan aplicaciones virtuales para concretar citas en horarios de trabajo.

Por tal razón, la comisión interventora de esta institución determinó ayer bloquear páginas y restringir el servicio, tras una auditoría.

306
millones de lempiras
ha recuperado la estatal como parte de las acciones antihurto realizadas en el marco de la intervención

“Estamos haciendo una auditoría en los sistemas, alto porcentaje de personal de la Enee en horas laborables, entrando a las computadoras para revisar Facebook, ver Netflix, un sitio que se llama Tinder para hacer citas”, informó la titular de esta comitiva, Miriam Guzmán.

Agregó que “el consumo de Internet es bastante y es el hecho del mal uso que están haciendo no solo de los recursos del Estado, sino también del tiempo que deberían estar utilizando para trabajar, el que están usando para cosas que ni apropiadas que son”.

La funcionaria anunció que “hemos girado instrucciones para que se racionalice y transparente, no se pagarán horas extras a aquellos funcionarios que durante el día estén viendo Facebook para que después de las 4:00 de la tarde vengan a comenzar a hacer su trabajo”.

La junta interventora comenzó su trabajo con la estatal el pasado 10 de enero.

La Prensa