Juan Orlando Hernández denuncia en la ONU "campaña de desprestigio"

El presidente de Honduras afirma que estas acusaciones fueron levantadas por "cabecillas del narcotráfico".

El presidente Juan Orlando Hernández en su disertación en la 74 Asamblea General de la ONU.
El presidente Juan Orlando Hernández en su disertación en la 74 Asamblea General de la ONU.

Naciones Unidas.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, denunció este miércoles en la ONU una "campaña de desprestigio" en su contra por su lucha contra el crimen organizado, en un momento en que aparece señalado en un caso por narcotráfico en Estados Unidos.

"Hoy denuncio que por esta lucha que hemos iniciado y seguimos enfrentando contra el crimen organizado soy objeto de atentados y ahora una campaña de desprestigio liderada por narcotraficantes, mareros, corruptos, depurados, asesinos confesos e inclusive políticos", dijo Hernández.

Hernández, elegido en 2013 y reelegido en 2017, fue señalado de presuntamente recibir 1.5 millones de dólares (más de 36 millones de lempiras aprox.) de narcotraficantes para financiar su primera campaña electoral, en una conspiración en la que habría participado su hermano Juan Antonio "Tony" Hernández, y su antecesor, el expresidente Porfirio Lobo (2010-14).

Los señalamientos aparecen en documentos judiciales estadounidenses desclasificados el 3 de agosto, en un caso contra "Tony" Hernández, exdiputado y preso en Estados Unidos desde noviembre pasado como "narcotraficante a gran escala".

"Es una estructura internacional de carácter político que no repara en relacionarse con el mundo criminal y promueve el odio, infundiendo miedo de comunicadores sociales, llevándolos a la autocensura", dijo Hérnandez.

El presidente hondureño afirma que estas acusaciones fueron levantadas por "cabecillas del narcotráfico" molestos por haber sido perseguidos y extraditados a Estados Unidos.

En la tribuna, también denunció "una guerra de cuarta generación" de desestabilización con "intereses oscuros" que "provienen también de Venezuela, liderados por el régimen de Nicolás Maduro".

Hernández añadió que en su país Maduro cuenta con "un socio" y señaló a Manuel Zelaya, el expresidente hondureño (2006-2009), la principal figura de la oposición que fue depuesto por un golpe de Estado.

Por su parte el expresidente Zelaya respondió desde Honduras ante las acusaciones del presidente Juan Orlando Hernández, afirmando que el mandatario emitió las declaraciones sun fundamentos.

"Tiene diez años de estarme acusando de sus fracasos. Si él asumió la presidencia de la República es para resolver los problemas, no para estar echándole la culoa a otro", dijo Zelaya Rosales.

Agregó que las implicaciones con Nicolás Maduro son "absurdas", pues reconoce que el partido Libertad y Refundación tiene afinidad de izquierda, pero que "nació de la lucha en las calles", por lo que desmiente "totalmente" las acusaciones "son justificaciones de su incapacidad para gobernar el país".

La Prensa