El "Pelón" Acosta, el único liberal que ha sido alcalde de Tegucigalpa

El exedil de la capital hondureña fue asesinado este jueves en el sector Lomas de Miraflores.

VER MÁS FOTOS
Óscar Roberto Acosta, exalcalde de Tegucigalpa asesinado hoy en la capital.

Tegucigalpa, Honduras.

Óscar Roberto Acosta Zepeda, conocido popularmente como el "Pelón", ha sido el único militante del Partido Liberal que ha llegado a dirigir la alcaldía del municipio del Distrito Central.

El "Pelón" Acosta, alcalde en el período 1994-1998, fue asesinado la mañana de este jueves en la colonia Lomas de Miraflores de la capital, cuando iba en su camioneta y se encontraba a pocos metros de su residencia.

Roberto Acosta Zepeda fue cuestionado durante su gestión en la comuna capitalina; veinte años después de sus funciones como edil fue señalado por cometer el delito de fraude en perjuicio de la administración pública durante su gestión.

Lea: Matan a tiros al exalcalde de Tegucigalpa Roberto "El Pelón" Acosta

El Ministerio Público reveló que entre las irregularidades encontradas estaba la adquisición de un terreno que serviría como relleno sanitario, el cual tenía un valor de 5 millones de lempiras pero que se compró por un valor de L10 millones.

Por este caso, un tribunal lo sentenció con una pena de cuatro años de prisión, con la posibilidad de pagar una cantidad de 10 lempiras por cada día de cárcel, para evitar ser puesto tras las rejas.

FOTOS: Dramáticas imágenes de la escena donde mataron al exalcalde Roberto Acosta

Sus familiares y amigos lo describen como alguien campechano y buen platicador, algo que quedó evidenciado en su tiempo como alcalde cuando visitaba los barrios y colonias marginados y atendía los problemas urgentes de sus habitantes.

Como alcalde, el "Pelón" Acosta mantuvo la armonía con los regidores nacionalistas, y sus obras siempre fueron más enfocadas en los barrios de la capital.

Un episodio que se recuerda muy bien fue la cacería que desarrolló contra los vendedores ambulantes con quienes mantuvo una guerra sin cuartel para poner orden en la ciudad. Siendo alcalde y cuando estaba una manifestación en pleno Parque Central bajó de su oficina (que estaban en Palacio Municipal en el propio centro) dialogó con los buhoneros y luego estalló una batalla que terminó en una demostración de artes marciales de su parte. Acosta era un experto en karate.