Más noticias

“Vamos a darle vuelta de calcetín al sistema eléctrico”: Hernández

Anunció que pidió un financiamiento al FMI para echar andar la reforma energética. Sobre los enfrentamientos en la Unah, se abrió una investigación para esclarecer los hechos.

TEGUCIGALPA.

En una amplia comparecencia televisiva, el presidente Juan Orlando Hernández anunció ayer que le dará “vuelta de calcetín” al sistema eléctrico y para lograrlo ya pidió un financiamiento al Fondo Monetario Internacional (FMI).

El jefe de Gobierno se refirió a la crisis social, política y económica que enfrenta el país, los hechos violentos en la Universidad Nacional, las protestas en las calles y sobre la reelección para un tercer período, entre otros temas, en una amplia entrevista concedida al programa Frente a Frente que dirige el periodista Renato Álvarez.

Aquí hay un grupo de policías depurados con políticos, alineados desde hace mucho tiempo con maras y pandillas a los que llaman amigos

Juan Orlando Hernández, presidente

Sobre el tema energético, Hernández reafirmó que el plan de rescate que comenzará a ejecutarse en los próximos días incluirá la dispensa del 15 por ciento del impuesto sobre ventas a la clase media-baja y a los grupos más vulnerables.

Añadió que ya se están calculando y haciendo los números para hacer efectiva esa dispensa en beneficio de estos sectores.

Hay algo que está dejando de hacernos competitivos: es el desmadre que tenemos en el sistema eléctrico del país”, afirmó, tras indicar que “vamos a darle vuelta de calcetín al sistema eléctrico”, así como se arregló el problema de seguridad y se cerró el Fondo Vial para construir una nueva institución.

En ese contexto, informó que envió una carta al Fondo Monetario Internacional (FMI) para buscar financiamiento a fin de construir un nuevo sistema eléctrico en el país.

En ese sentido, llamó a los generadores de energía para que se revisen los contratos de suministro, al igual que se necesita revisar todo lo que ha ocurrido con la Empresa Energía Honduras (EEH).

No es posible que suban de la noche a la mañana los recibos, ya sea por promediar o cualquier otra situación que no se haya cumplido con la reducción de las pérdidas”, reflexionó.

Otros temas
Sobre las reformas políticas y la reglamentación de la reelección presidencial, responsabilizó a Libertad y Refundación (Libre) por su no aprobación.
Sobre la posibilidad de adelantar las elecciones o renunciar del cargo, ratificó que continuará hasta el final y que las reglas ya están dadas para las próximas elecciones.

Anunció que el plan de rescate al sistema eléctrico comenzará a ejecutarse en los próximos días, pero se necesitará contar con la participación del sector privado, los generadores y la banca. “Proyectos o contratos que no tengan el respaldo deben anularse”, remarcó.

Protestas Unah. En relación a los enfrentamientos entre estudiantes y policías suscitados el lunes en la Universidad Nacional Antónoma de Honduras (Unah), el mandatario refirió que se abrió una investigación para esclarecer lo ocurrido.

El hecho está en investigación y yo espero que, así como hablamos con el rector (de la Unah, Francisco Herrera) anoche, hablamos con algunas autoridades, con la Dirección Policial de Investigaciones, Ministerio Público, Comisionado de Derechos Humanos, para que hagan una investigación al detalle”, explicó.

Pero -indicó- aquí hay un principio importante, que es el uso proporcional de la fuerza.

Yo miré cómo las bombas molotov estallaban sobre las cabezas de los policías” durante los incidentes en la Unah, añadió.

Agregó que nadie puede justificar el uso de la violencia solo porque no está de acuerdo con alguien o porque piensa que le asiste un derecho a protestar, de modo que cuando ya se pasa la línea de la violencia, ya no es protesta pacífica.

Recordó que desde hace unos nueve años, el Movimiento Estudiantil Universitario (MEU) viene generando el caos en la máxima casa de estudios y aseguró que en esta ocasión “estamos en una escalada de un ataque sistemático a la economía, buscando la desestabilización”.

dr-JOH-260619(800x600)
El gobernante habló sobre la crisis social y política, y garantizó que no renunciará y tampoco adelantarán las elecciones.

Asimismo, denunció que hay un grupo radicalizado en Honduras que viene sosteniendo la actividad violenta de protesta y también hay personas que quieren revertir la reforma policial.“Esto es una orquestación también de origen político, no de ahora, sino de hace mucho tiempo”, enfatizó.

Reelección y fundaciones. En otros temas, el titular del Ejecutivo ratificó que ni él ni su esposa participarán en las próximas elecciones como candidatos presidenciales de su partido.

Consultado si se arrepiente de haberse reelecto viendo el actual orden de cosas en el país, Hernández respondió que el 80% de la tarea de gobernar implica enfrentar crisis y argumentó que si no lo hubiese hecho no se hubiera logrado combatir el crimen, el narcotráfico y las pandillas con la efectividad que se ha tenido. Tampoco se hubiese avanzado en la mejora de la red vial y en la reforma y la depuración policial.

En relación a la acusación formulada por el expresidente Porfirio Lobo Sosa en el sentido que dos fundaciones de la familia presidencial recibieron más de 2.500 millones de lempiras del Gobierno, dijo que “mi familia no tiene fundaciones; nosotros hemos apoyado una enorme cantidad de alcaldías, asociaciones, porque los gobiernos trabajan con ellas”.