Más noticias

Muere niña hondureña que se quemó su cuerpecito con chilate

La pequeña Vilma de dos años tenía el 80% de su cuerpo quemado. En los próximos días sería enviada a EEUU.

Tegucigalpa, Honduras.

La niña hondureña Vilma, que estaba por cumplir dos años, murió este viernes en Tegucigalpa pese al esfuerzo del personal médico que le atendía en un hospital infantil de especialidades, informó una fuente oficial.

La menor "tenía el 80 por ciento del cuerpo quemado, eso es casi incompatible con la vida", dijo a periodistas el director del Hospital de Niños Quemados, Omar Mejía.

Agregó que la niña también presentaba fallas de riñón y pulmón, y que estaba previsto en estos días enviarla a un hospital especializado de los Estados Unidos, como ocurrió el jueves con otro menor, Fredy Eliseo Escalante, de 16 meses, que sufre graves quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo.

Fredy Eliseo fue enviado en un hospital ambulancia hacia Boston Estados Unidos, donde permanece en cuidados intensivos y su condición es estable, según reportes recibidos ayer mismo, indicó Mejía.

Le fallaron sus órganos

Vilma no pudo viajar el jueves con Fredy Eliseo debido a las fallas de pulmón y riñón que tuvo en los últimos días.

Ella comenzó a tener "falla pulmonar a pesar de que estaba conectada a un ventilador artificial, lo mismo que en la función de riñón", enfatizó García.

"La niña no resistió después de quince días", expresó consternado García, quien reiteró que las quemaduras que sufrió eran "demasiado graves", y que "hicimos todo lo posible por salvar a esta compatriota".

Vilma se quemó al caer a mediados de enero en una olla grande hirviendo de chilate, una bebida común hecha a base de maíz, en la ciudad de Choluteca, departamento del mismo nombre, en el sur de Honduras.

En el Hospital de Niños Quemados, de la capital hondureña, reciben asistencia más de una decena de menores por quemaduras sufridas por varias causas.

Fredy Eliseo resultó quemado la semana pasada al incendiarse su casa en la aldea El Ciruelo, departamento central de Comayagua.

Al parecer un cortocircuito fue la causa del incendio en el que el niño sufrió graves quemaduras al prender fuego su ropa.

En Honduras son frecuentes los casos de niños que sufren quemaduras, principalmente por estallidos de cohetes y petardos durante las fiestas navideñas y de año nuevo, entre otros hechos. EFE