Más noticias

Declaran culpable por difamación a María Luisa Borjas

El empresario Atala acusó a la comisionada Borjas del delito de calumnias constitutivas de difamación.

María Luisa Borjas, comisionada en condición de retiro.
María Luisa Borjas, comisionada en condición de retiro.

Tegucigalpa, Honduras.

La comisionada en condición de retiro María Luisa Borjas fue declarada culpable este martes después de que el empresario Camilo Atala interpusiera una querella.

El empresario Atala acusó a la comisionada Borjas del delito de calumnias constitutivas de difamación, ya que esta lo señaló ante los medios de comunicación de ser el "autor intelectual" por la muerte de la ambientalista Berta Cáceres.

"Se ha declarado culpable a la señora María Luisa Borjas ya que el juez natural consideró que las declaraciones que ella emitió se hicieron de forma irresponsable", dijo hoy Lucía Villars, vocera de la Corte de Suprema de Justicia (CSJ).

Villars dijo que Borjas se expone a una pena que oscila de entre dos años con 8 meses y los cuatro años de prisión.

"Él (el juez natural) indicó que las declaraciones fueron irresponsables, ya que ella debía corroborar la información que se había de trasladar a la ciudadanía", comunicó Villars, ante los medios de comunicación.

Temprano en la mañana, Borjas manifestó que esperaba que el juez natural la absolviera de la imputación.

"Vengo a conocer el fallo y espero que sea absolutorio ya que las pruebas denotan que no cometí ni fallas ni delito alguno", dijo Borjas a su llegada a la Corte.

Sobre el fallo

"El punto más esencial es que a través de este proceso judicial se ha comprobado claramente la falsedad del documento calumnioso leído por la entonces candidata, ahora Diputada María Luisa Borjas. En este proceso jurídico, las evidencias comprobaron que todo este asunto fue generado por un documento falso. O sea, no solamente que las calumnias fueron falsas, que es lo más evidente, pero que el propio documento, supuestamente un informe oficial, fue falso", dijo Fernando Padilla, abogado de Camilo Atala.

Indicó: "Es importante notar que la defensa de la diputada Borja jamás argumento que las calumnias fueron ciertas, sino que aceptó que las calumnias que intentaron vincular falsamente a mi cliente con el caso de Berta Cáceres carecen que cualquier sustento, ya que incluso la misma diputada Borja reconoció que la falsedad de las calumnias debe ser evidente a todos que han prestado su atención".

El profesional del derecho escribió: "De haber sido resuelto en el sentido contrario, o si mi cliente no había tenido la valentía y capacidad de insistir en este asunto de importancia nacional, se había quedado establecido que un candidato en elecciones puede operar con impunidad, promoviendo falsedades inflamatorias a través de los medios de comunicación, para generar la visibilidad mediática para beneficiar su candidatura, sin importar en lo más mínimo la falsedad de las calumnias, siempre que se pueden atribuirse a un documento escrito por un tercero y únicamente con el resguardo de agregar: quiero una investigación de esta materia. Las implicancias para la conducta de las campañas electorales, agregando el factor de las redes sociales, serían muy graves para el país".