Más noticias

Honduras busca garantizar los derechos humanos de los migrantes de caravana

"Nuestra labor es verificar que en el trayecto nuestros connacionales estén protegidos de cualquier tipo de amenaza", dijo Karla Cueva, ministra de Derechos Humanos.

VER MÁS FOTOS
Decenas de migrantes hondureños permanecen en Chiquimula, Guatemala, donde descansarán para luego continuar el viaje.
Decenas de migrantes hondureños permanecen en Chiquimula, Guatemala, donde descansarán para luego continuar el viaje.

Tegucigalpa, Honduras.

Karla Cueva, ministra de Derechos Humanos, dijo que están realizando controles en la frontera y quien no cumpla con los requisitos establecidos en ley para la migración regular y menores y menores no documentados o no acompañados no podrán continuar su camino.

La ministra expresó que a pesar de que existe el derecho a migrar y estas personas han decidido ejercerlo, esta migración debe estar en equilibrio con el goce al derecho a ser protegido contra todo tipo de peligros explotación y exposición a la trata y el tráfico de personas.

“Yo le podría decir que son entre 500 y 600 personas las que van en la segunda caravana y han debido hacer el trámite migratorio, la vez anterior no se hizo este proceso en la frontera de Honduras y Guatemala en este momento sí ha habido un proceso de registro en donde también se le hace conciencia las personas", expresó.

LEA: Primer grupo de migrantes llega a la frontera con México

Manifestó “recuerde que los derechos humanos son los mismos acá en Honduras, como son los mismos en Guatemala y son los mismos en México entonces desde el lado de la secretaría de Derechos Humanos, a nosotros nos toca velar porque se cumpla cada uno de los derechos”.

En el caso de la SEDH, “nuestra labor es verificar que en el transcurso y en el trayecto de nuestros connacionales al interior del país estén protegidos de cualquier tipo de amenaza a su salud a su integridad física y en todo caso también en un tercer país que también se garanticen estos derechos” agregó.

Delegados de El Salvador, Guatemala, Honduras y México se reunieron entretanto el martes en San Salvador con técnicos de la Comisión Económica para América Latina (Cepal) para discutir un plan de atención para los migrantes.

El gobierno mexicano prepara un albergue en el sureño estado de Chiapas, fronterizo con Guatemala, pero advirtió que no permitirá que los migrantes entren a la fuerza en el país como ocurrió con otras caravanas en 2018. El ejecutivo de Andrés Manuel López Obrador anunció además que invertirá fondos para una mayor seguridad en la frontera.

Gráfico.7(1024x768)