Más noticias

Hermana de jovencito asesinado en México pide ayuda para repatriar su cadáver

Jasson Ricardo Acuña Polanco fue asesinado junto a otro hondureño en Tijuana, México.

Jasson Ricardo Acuña Polanco (17).
Jasson Ricardo Acuña Polanco (17).

San Pedro Sula, Honduras.

La hermana de Jasson Ricardo Acuña Polanco, uno de los hondureños asesinados en Tijuana, México, pidió a las autoridades ayuda para repatriar el cadáver de su hermano a Honduras lo más pronto posible.

Este miércoles, la Procuraduría de Justicia (Fiscalía) de Baja California informó que la Policía Ministerial del estado detuvo a dos hombres y una mujer como sospechosos del asesinato de los dos hondureños.

De acuerdo con las investigaciones, los hechos ocurrieron el 15 de diciembre, cuando fueron localizados los cuerpos sin vida de dos personas del sexo masculino con lesiones punzocortantes y por estrangulamiento en la vía pública.

La dependencia señaló que existen testimonios en el sentido de que las víctimas son menores de entre 16 y 17 años de edad, que fueron interceptados en compañía de un tercer joven, al parecer con intenciones de robarles.

Sin embargo, en el hecho los delincuentes privaron de la vida a dos de ellos y uno logró escapar.

La institución señaló en un boletín que los agentes arrestaron a los sospechosos, a los que identificó como Esmeralda N, Carlos N y Francisco Javier N, por los delitos de homicidio calificado con ventaja, lesiones calificadas y privación ilegal de la libertad.

La deportaron y no pudo hablar con su hermano

"Nosotros estuvimos en el (refugio) Benito Juárez, pues nos engañaron y nos sacaron de allí, pues yo no me quise ir de allí y lamentablemente tomamos la decisión de irnos para el Barretal, cuando a mi me mandaron unos amigos de Estados Unidos un dinero para comprarle medicina a mi hija, fue saliendo de allí de la farmacia que llegaron unos policías", relató Vanessa Rivera Polanco, hermana de Jasson.

Y prosiguió: "Me dijeron que cuánto les daba yo a ellos para soltarme a mí y que no me agarrara migración, entonces yo les dije que no andaba dinero pues ellos me agarraron y me mandaron a la perrera (una cárcel) a estar presa".

La mujer dijo que la arrestaron junto a su hija y que en la cárcel a la que la mandaron había otros 1,000 migrantes presos.

"Estuvimos cuatro días presos y nos prometieron que el procedimiento iba a ser corto y que los papeles ya estaban arreglados y que los iban a mandar directamente a Honduras pero no fue así", dijo.

Vanessa fue deportada al país y contó que no se pudo comunicar con su hermano porque le quitaron su celular.

"Él le prometió a mi mamá que le iba a ayudar y que no se preocupara que él la iba a llevar para los Estados Unidos; pensaba que la vida iba a ser mejor allá", reveló.

Jasson y su hermana formaban parte de la caravana migrante que partió de San Pedro Sula el pasado mes de octubre y que pretendía ingresar a los Estados Unidos en condición de refugiados alegando que huían del país debido a la violencia que afecta a sus comunidades de origen.