20/07/2024
09:54 AM

'Me encanta llegar al núcleo de la relación en la pantalla”

  • 30 abril 2016 /

La legendaria actriz vuelve a la piel de un personaje real en la película The Meddler, donde trabaja junto con los actores Rose Byrne y J.K. Simmons.

California, Estados Unidos

A los actores siempre les ayuda conocer a la persona en que se inspiró su personaje. Para Susan Sarandon, que interpreta a una madre dominante en la nueva comedia The Meddler, ese momento le llegó cuando la directora y autora del libreto Lorena Scafaria le presentó a su madre.

“Cuando íbamos de camino a la cena, le pedí a mi mamá que no me pusiera en vergüenza ante Susan Sarandon”, bromea Scafaria. “Y solo tuve que patearla bajo la mesa una o dos veces quizá”.

En entrevista por separado. Sarandon ríe al recordar esa cena. “Lo mejor de todo fue que las dos llegaron vestidas iguales”, recuerda la actriz. “Yo llevé a Rose Byrne, que interpreta a mi hija en la película. Y las dos fuimos vestidas iguales. “Asistí a esa cena sabiendo que esa película iba a conmover a mucha gente”, agrega. “El lazo entre madre e hija es mágico. Yo sabía que se trataba de una relación muy real y muy cariñosa”.

En The Meddler, que se estrenó el viernes en Estados Unidos, Sarandon interpreta a Marnie Minervini, una solitaria mujer de Nueva Jersey cuyo marido falleció recientemente. Ella sigue a su hija, escritora de televisión llamada Lori (Byrne), a Los Ángeles, con la esperanza de volver a empezar. Sin embargo, los viejos hábitos pronto vuelven a hacerse presentes y Lori encuentra a su madre entrometida en todos los aspectos de su vida.

Perfil
Susan Sarandon (69)

UNDATED -- BC-HOLLYWOOD-WATCH-SUSAN-SARANDON-ART-NYTSF — In Peter Jackson’s 2009 fantasy “The Lovely Bones,” Susan Sarandon played loose cannon Grandma Lynn, who comes to the rescue of a grief-wracked family. (CREDIT: Photo copyright 2009 Paramount Pictures.)--ONLY FOR USE WITH ARTICLE SLUGGED -- BC-HOLLYWOOD-WATCH-SUSAN-SARANDON-ART-NYTSF -- OTHER USE PROHIBITED.

Ciudad: Nueva York, EUA
Profesión: Actriz y productora Sarandon, cuyo nombre original es Susan Abigail Tomalin, creció en Nueva York sin saber qué quería hacer con su vida.

Ella todavía no se había decidido cuando su entonces esposo, el actor Chris Sarandon, la llevó consigo a hacer una prueba para la película “Joe” (1970).

Él no obtuvo el papel, pero ella sí. La actuación le llamó la atención y pocos años después, Sarandon se hizo de una base de admiradores devotos interpretando a la ingenua Janet en “The Rocky Horror Picture Show” (1975). De ahí pasó a una serie de películas que se volverían clásicas, como “Thelma & Louise” (1991), “Dead Man Walking” (1995), entre otras.

UNDATED -- BC-HOLLYWOOD-WATCH-SUSAN-SARANDON-NYTSF —Grandma on the Loose: In the comedy “Tammy,” Susan Sarandon (left) played a free-spirited grandmother who goes on the road with her troubled granddaughter (Melissa McCarthy). (CREDIT: Photo by Michael Tackett. Copyright 2014 Warner Bros.)--ONLY FOR USE WITH ARTICLE SLUGGED -- BC-HOLLYWOOD-WATCH-SUSAN-SARANDON-ART-NYTSF -- OTHER USE PROHIBITED.

Susan durante su interpretación en “Tamm­y”, “The Meddl­er”, “The Rocky Horro­r Pictu­re Show” y “The Lovel­y Bones­”.
Muy personal

Scafaria, que basó la película en parte en su relación con su madre, revela que Sarandon fue su primera opción para interpretar a la entrometida de Marnie. “Yo conocí a Susan y fue cosa de ir construyendo el mundo de esta película en su entorno”, explicó la escritora y directora. “Mi madre biológica real fue mi inspiración, sí, pero ciertamente fui inventando muchas cosas en el proceso. Pero mi mamá sí se fue a vivir a Los Ángeles y... bueno, ¡nos la pasamos muy bien!”.

Sarandon explicó que aceptó participar gracias al libreto de Scafaria. “Hay muchas cosas geniales y específicas en el libreto”, explicó, “lo que para mí lo vuelve un excelente libreto. Me encanta poder llegar al núcleo de la relación en la pantalla”. Sobre todo, agregó, ella apreció el espíritu luchador de Marnie. “Ella es la eterna optimista, aun cuando está manejando su dolor”, explica.

“En su tristeza, ella ve la luz. Ella encuentra el modo de seguir viendo la vida como una aventura, lo cual es muy importante conforme uno va envejeciendo”. En otras palabras, la vida de su hija se convierte en su nuevo interés y Marnie se consagra a ella de cuerpo y alma. “Ella es una de esas madres que no se dan cuenta de que le están hablando demasiado a su hija”, indica Sarandon.

“No existe ninguna persona adulta que quiera recibir consejos de su madre cada hora”, asegura Sarandon, que tiene una hija adulta, la también actriz Eva Amurri Martino, y una pequeña nieta, así como dos hijos veinteañeros. “En mi propia vida, claro que quiero apoyar y estar presente con mi hija, pero es su propia jornada a través de la maternidad y de la vida en general. Y yo quiero que ella aprenda a asumir los retos”. Uno de los retos para Marnie es volver a encontrar el amor. Pero pronto descubre que hay dos hombres (Michael McKean y J.K. Simmons) que quieren cortejarla.

“Hay una escena extraordinaria, después de que conozco a J.K., en la que le hablo por teléfono a mi hija y le digo que finalmente voy a ir al desierto”, señala. “Pero nadie sabe si ella va a pasar ahí la noche”.

UNDATED -- BC-HOLLYWOOD-WATCH-SUSAN-SARANDON-ART-NYTSF — Mother, Daughter and Issues: Susan Sarandon and Rose Byrne play mother and daughter in the new comedy “The Meddler.” (CREDIT: Photo by Jaimie Trueblood. Copyright 2016 Sony Pictures Classics.)--ONLY FOR USE WITH ARTICLE SLUGGED -- BC-HOLLYWOOD-WATCH-SUSAN-SARANDON-ART-NYTSF -- OTHER USE PROHIBITED.

Admirador

En otra entrevista, Simmons no decepcionó. “Oh, claro que va a pasar ahí la noche”, aseguró. Simmons agregó que trabajar con Sarandon fue algo totalmente disfrutable. “Ella es una dama adorable”, declara el actor galardonado con el Óscar, “y para mí fue un placer de principio a fin. Muy poco antes de haber recibido el libreto, yo había pensado que me gustaría mucho hacer una historia de amor entre dos sesentones. Entonces, hacerla con Susan Sarandon fue un sueño hecho realidad”.

Amor y libertad

La vida de Sarandon fuera de la pantalla también ha dado de qué hablar. Se divorció de Chris Sarandon en 1979 y durante 21 años tuvo una relación con el actor y director Tim Robbins, doce años menor que ella y padre de sus hijos, Jack, de 26 años, y Miles, de 23.

Fue él quien dirigió la actuación que le valió un Óscar en Dead Man Walking y los dos también fueron destacados activistas por causas liberales. Desde que rompió con Robbins, en 2009, Sarandon no ha dejado de trabajar, al tiempo que sigue abogando en pro de causas liberales y centrándose en su papel de madre de tres hijos y, desde 2014, abuela de Marlowe Mae Martino.


Se dice que está en camino un segundo nieto. “Creo que lo importante en la crianza de los hijos es criar personas con las que nos gustaría salir a cenar” afirma.