Los Ángeles, Estados Unidos.

Si en su anterior película, Primicia Mortal (Nightcrawler), Jake Gyllenhaal era una saco de huesos, en su más reciente, Revancha (Southpaw), luce como todo un campeón de box.

Dirigido por el cineasta Antoine Fuqua, quien estuvo a cargo de Día de Entrenamiento, este filme cuenta la turbulenta historia de Billy Hope (Jake Gyllenhaal), un campeón que, de tener una carrera y una familia envidiable, desciende a lo más bajo para tratar de recomponer las cosas con su esposa (Rachel McAdams) y su hija (Oona Laurence).

“Más de una vez soñé con ser boxeador profesional, aunque el fútbol (americano) me seducía más. Luego me quedé en la actuación, y cuando comencé a ver historias de deportistas, decía: ‘¡Maldita sea! Debí haber hecho eso, o esto. Y ahora ya me veo en la pantalla como un boxeador, no sé qué decir”, expresó Jake.

Foto: La Prensa

El cambio físico de Gyllenhaal sorprendió a todos cuando se publicaron las primeras imágenes del filme. Su entrenador fue Terry Claybon, un boxeador ya retirado.
Apasionado

Para lucir en cámara como un pugilista profesional, el actor contó que se inspiró en el campeón Miguel Ángel Cotto. “Estudié su forma de mirar, de mover los labios, de hacer presión corporal desde el cuello hasta los muslos. Nunca había reparado en que un boxeador primero usa todo el cuerpo para concentrarse antes que los puños.

Me sentí desgastado y exhausto días antes de la filmación porque así quería estar. Un boxeador llega entrenado, pero ya ha desfallecido un poco antes de cada pelea, deja el alma ahí en el cuadrilátero”. Sobre cómo fue recibir golpes reales en el ring, Jake expresó: “No es que me guste que me golpeen la cara, pero al menos el dolor es más parejo cuando los golpes se distribuyen. Lo apasionante de deportes como este es que vas armando una base y construyendo sobre eso. Todos los días un golpe nuevo, una combinación. Estás motivado todo el tiempo, eso te anestesia”, apuntó.

Su transformación física fue más espectacular porque Gyllenhaal venía de perder muchas libras para interpretar al cazador de noticias sensacionalistas de “Primicia mortal”. Forest Whitaker se une a Jake en este filme como su entrenador físico.
Sorpresa

Su coestelar, McAdams, sabía que Jake se transformaría para el papel, y le fue muy grato que en escena luciera totalmente cambiado. “Fue tan convincente, no solo la transformación física, se convirtió en su personaje en todos los sentidos. Era como si fuera parte de su ADN. Fue fenomenal verlo en el papel”, contó la actriz en entrevista proporcionada por Diamond Films.

“Yo estaba un poco aprehensiva (en las escenas de las peleas), sin embargo, tuve que dejar eso de lado porque Maureen, mi personaje, es alguien que ha visto esto por 20 años y siempre está en la primera fila apoyando a su esposo; pero para mí fue brutal”, enfatizó.

Billy, Maureen and the Hope entourage in the lobby after the gala benefit moments before Miguel intercepts Billy, leading to tragedy.MG, BF, JG, RM

La actriz Rachel McAdams personifica al mayor apoyo del boxeador, su esposa .