Madrid, España.

Aunque todavía quedan unas semanas para que podamos disfrutar de los seis episodios de la primera temporada de ‘Soy Georgina’, el nuevo reality de Netflix que se estrenará el 27 de enero, Georgina Rodríguez y la plataforma de streaming ya están publicando en las redes sociales breves extractos del programa que, claramente, han dejado muy entusiasmados a los seguidores de la novia de Cristiano Ronaldo.

En el último de ellos, la modelo española echa la vista atrás para hablar de sus difíciles comienzos en Madrid, la ciudad a la que se mudó para ganarse la vida y en la que desempeñó diversos empleos antes de conocer al amor de su vida.

Fue en una lujosa tienda de la céntrica calle Serrano, en la que ella trabajaba de dependienta, cuando Georgina pudo mirar por primera vez a los ojos al entonces delantero del Real Madrid, con el que poco después inició su mediático romance.

$!El reality “Soy Georgina” se estrena el 27 de enero en Netflix.

“Mi llegada a Madrid fue tremenda. Estuve buscando muchos pisos baratos, 300 euros. Y acabé en un piso que había sido un trastero... Un frío en invierno y un calor en verano...”, asegura la ahora diseñadora y bailarina en una pieza promocional compartida en Instagram.

Afortunadamente, ese encuentro fortuito con el astro del balón alteró su destino de forma irremediable. “El día que conocí a Cristiano... Mi vida cambió”, señala Georgina con emoción.

LEA: Georgina Rodríguez y Cristiano Ronaldo revelan el género de sus gemelos

Los nuevos carteles publicitarios, de gran tamaño y ubicados en pleno corazón de la capital de España, que publicitan estos días el esperado programa de Georgina subrayan precisamente el vuelco radical que dio su vida cuando la joven empezó a salir con el ahora jugador del Manchester United, junto al que cría a cuatro retoños y con el que ahora espera mellizos.

Antes vendía bolsos en Serrano. Ahora los colecciona”, reza el eslogan empleado por Netflix para destacar la increíble transformación de la ahora acaudalada Georgina.