Más noticias

Suspende universidad a hijas de Lori Loughlin, acusada en fraude universitario

La actriz corre el riesgo de recibir una pena de hasta 40 años de cárcel por haber pagado sobornos para que sus hijas entraran a una universidad de prestigio sin tener los méritos ara ello.

VER MÁS FOTOS
 Lori Loughlin (c) y sus hijas Isabella Rose (d) y Olivia Jade Giannulli (i).
Lori Loughlin (c) y sus hijas Isabella Rose (d) y Olivia Jade Giannulli (i).

Nueva York, EEUU.

Las hijas Lori Loughlin, Olivia Jade e Isabella Rose, no podrán dejar sus estudios en la Universidad del Sur de California (USC), a pesar del escándalo de soborno para ingresar a la institución en el que están inmersas.

Us Weekly reportó que la escuela congeló las cuentas académicas de los estudiantes que están bajo sospecha de haber ingresado de forma fraudulenta.

"Esto evita que los estudiantes se inscriban en clases o se retiren de la universidad mientras se revisan sus casos", publicó la institución a través de un comunicado.

Durante el mes pasado, surgieron reportes de que Olivia e Isabella habían abandonado la escuela, pero administradores de la universidad mencionaron que eso no podía suceder porque estaban analizando caso por caso.

- Carrera en picada-

Por otro lado la carrera de la actriz sigue teniendo repercusiones negativas por el escándalo, esta semana se anunció que será sacada de otro proyecto televisivo.

La imagen de la actriz en la serie "When Calls the Heart" fue eliminada de su sexta temporada de, en la producción Loughlin interpretaba a Abigail Stanon.

El productor ejecutivo de la serie Brian Bird anunció el regreso en un mensaje especial para los fanáticos publicado ayer, luego de la interrupción repentina del programa tras el escándalo de pago de sobornos a universidades, en el que está Loughlin involucrada.

"La vida nos arroja dolorosas curvas y la única forma de sobrevivir es atravesarlas con coraje, gracia, un espíritu de perdón y esperanza. Muchos de ustedes se han preguntado qué depara el futuro para nuestro elenco y equipo, y para los ciudadanos de Hope Valley. Su cuidado y preocupación significa el mundo para nosotros, y la mejor manera de agradecerles es alentarlos a que nos alienten porque... La esperanza siempre vive aquí", señaló.

Anteriormente Loughlin había sido despedida por Hallmark Channel poco después del escándalo, la cadena en donde se había coronado como la reina en las cintas navideñas.

Además la actriz fue eliminada de la nueva versión de "Full House" (Tres por tres), serie que la lanzó a la fama en la década de los 1990 interpretando a la tía Becky.

MIRA: Famosos homicidas por accidente

- Hasta 40 años de cárcel-

Esta martes, la actriz y su esposo, el diseñador de modas Mossimo Giannulli, fueron acusados un nuevo delito en el marco del caso de sobornos pagados por padres ricos para que sus hijos ingresaran a universidades prestigiosas, lo cual aumenta la posibilidad de que reciba una pena de cárcel.

A su inculpación por el crimen de conspiración para cometer fraude bancario se agrega el de conspiración para lavar dinero, indicó el fiscal federal de Massachusetts, Andrew Lelling.

Este segundo delito es pasible de hasta 20 años de cárcel, con lo cual la actriz de 54 años podría ahora ser condenada a hasta 40 años de prisión.

A diferencia de la actriz de "Desperate Housewives" Felicity Huffman, que también forma parte de los 33 padres inculpados en este caso, Lori Loughlin no se ha declarado culpable hasta ahora.

La declaración de culpabilidad permite evitar un juicio, y en general también reducir la pena del acusado.

En el caso de Felicity Huffman, el despacho del fiscal recomendó el lunes una pena de prisión en el rango inferior de las directrices, es decir, cuatro meses de cárcel como mínimo.

Aunque Loughlin decida declararse culpable, su pena sería posiblemente sensiblemente superior, no solo por el segundo delito del cual acusada sino también por los montos de los sobornos pagados.

Huffman pagó 15.000 dólares a un intermediario para que mejorase el resultado de un examen de admisión de su hija que sería presentado a las universidades, mientras que Loughlin y Giannulli, son acusados de haber pagado medio millón de dólares para que sus dos hijas fueras aceptadas en la Universidad del Sur de California (USC) como integrantes del equipo de remo.

ADEMÁS: Becky G roba miradas en las redes sociales

Giannulli también fue inculpado el martes de este segundo delito, al igual que otros 14 padres.

El exjefe de una empresa especializada en la preparación de estudiantes para el examen de admisión a la universidad, William Singer, ideó un esquema para garantizar el ingreso de jóvenes a cambio del pago de sobornos.

Las trampas iban desde el pago de sobornos a determinadas personas para que mejorasen los resultados de los exámenes, a que otra persona se hiciese pasar por el estudiante para pasar el examen, o el pago a entrenadores deportivos universitarios y administradores para que aceptasen a estudiantes en sus equipos a cambio de un generoso pago, aunque éstos no fueran atletas y no tuvieran los méritos necesarios.

La empresa de Singer, que se declaró culpable y colabora con la justicia, recibió unos 25 millones de dólares de padres de elevados recursos, deseosos de que sus hijos fueran admitidos en universidades prestigiosas como Yale, Georgetown, Stanford o UCLA, según la fiscalía de Massachusetts.