Más noticias

Emilia Clarke comparte fotos inéditas de su hospitalización tras aneurisma cerebral

La estrella de Game Of Thrones recientemente contó cómo sufrió y sobrevivió a dos aneurismas cerebrales mientras filmaba el drama de fantasía.

VER MÁS FOTOS
Emilia hizo una aparición en el programa de CBS 'Sunday Morning', donde recordó la depresión después de su cirugía y compartió imágenes de su estadía en el hospital.
Emilia hizo una aparición en el programa de CBS 'Sunday Morning', donde recordó la depresión después de su cirugía y compartió imágenes de su estadía en el hospital.

Estados Unidos, EEUU.

Emilia Clarke ha publicado fotografías nunca antes vistas tomadas durante su recuperación de una grave aneurisma cerebral que sufrió en 2011, cuando tenía solo 24 años.

La estrella de Game Of Thrones recientemente contó cómo sufrió y sobrevivió a dos aneurismas cerebrales mientras filmaba el drama de fantasía de HBO, el segundo de estos por poco la mata.

Emilia, ahora de 32 años, hizo una aparición en el programa de CBS "Sunday Morning", donde recordó la depresión después de su cirugía y compartió imágenes de su estadía en el hospital. (Mira las fotos arriba)

Al analizar el impacto que tuvo no solo en su salud física sino también en su bienestar mental, Clarke dijo: "La primera vez fue difícil, y en la segunda me resultó mucho más difícil ser optimista".

La primera aneurisma sucedió después de filmar la temporada uno de GOT, la joven estaba en el gimnasio cuando sintió el dolor, "Era como si bandas elásticas aplastaran mi cerebro", contó la intérprete británica.

Este tipo de hemorragia es una forma de accidente cerebrovascular causada por un sangrado alrededor del cerebro, alrededor de un tercio de los pacientes mueren inmediatamente o poco después de sufrir una.

"En mis peores momentos, quise desconectar. Le pedí al personal médico que me dejaran morir. Yo pensaba en mi trabajo, todo mis sueños de lo que sería mi vida, centrados en el lenguaje, en la comunicación. Sin eso, estaba perdida.", recuerda la actriz cuando debió enfrentar este revés en su vida.

MIRA: “Game of Thrones”: La lucha por el Trono de Hierro desata furor global

Mientras se recuperaba de su primer aneurisma, los médicos le dijeron que tenía otra en el otro lado de su cerebro que podía estallar en cualquier momento, aunque había probabilidades de que permaneciese inactiva.

Aún así Emilia pudo hacer una gira de prensa durante la primera temporada del programa. durante esos días la actriz recuerda que sentía como si iba a morir en cualquier momento y debía superar las entrevistas tomando sorbos de morfina.

Después del rodaje de la segunda y tercera temporada, Emilia tomó el papel de Holly Golightly en Broadway. Fue mientras se encontraba en Nueva York, cuando se hizo una de sus resonancias regulares y sus médicos descubrieron que su cerebro se había duplicado en tamaño y querían operar para evitar complicaciones.

Sin embargo, después que se le prometió una operación simple Emilia despertó de la cirugía "gritando de dolor". "El procedimiento había fallado", explicó Clarke, "Tenía una hemorragia masiva y los médicos dejaron en claro que mis posibilidades de sobrevivir eran mínimas si no volvían a operar."

ADEMÁS: La princesa Diana no murió por las heridas del accidente de auto, indicó experto forense

La estrella de "Yo antes de ti" recuerda que a veces perdía la esperanza y sufría de ansiedad y ataques de pánico.

Definitivamente pasé por un período de estar deprimida, por decirlo suavemente", explicó.

Pero fue su familia en Game of Thrones lo que la ayudó en su recuperación. "Me salvó la vida, literalmente. Todo el show, la familia que es parte de este y la serie sí misma me salvaron, y Khaleesi, la Madre de los Dragones, me salvó la vida", recordó la estrella.

Fue después de estos momentos difíciles en su vida que Clarke decidió ayudar a otras personas que experimentan experiencias similares de salud, por lo que desarrolló la organización de caridad SameYou, que ayuda a brindar tratamiento a las personas que se recuperan de lesiones cerebrales y accidentes cerebrovasculares.