Más noticias

¿Quién es Paul Prenter?, la perdición de Freddie Mercury y villano en Bohemian Rhapsody

ADVERTENCIA esta nota contiene spoilers.

VER MÁS FOTOS
Bohemian Rhapsody pretende ser una biopic que narra los inicios de la banda británica Queen.
Bohemian Rhapsody pretende ser una biopic que narra los inicios de la banda británica Queen.

San Pedro Sula, Honduras.

"Bohemian Rhapsody", la nueva película biográfica que retrata el nacimiento de la banda Queen y la vida de Freddie Mercury, está causando furor entre los espectadores.

Pero a mismo tiempo la cinta, protagonizada por Rami Malek, Lucy Boynton, Gwilym Lee, Ben Hardy y Joseph Mazzello, también está recibiendo fuertes críticas.

La razón es las alteraciones que se han hecho en varias de las partes esenciales de la historia de Queen y de Mercury para convertirla en un melodrama que termina por enfadar a los que sí conocen la historia de la banda.

Uno de esos aspectos que no encajan con la realidad es la figura del mánager personal de Mercury, Paul Prenter (Allen Leech), quien en la película es un detestable ser humano que termina por separar a Queen, encarrilar a Freddie por un camino de excesos que lo llevaría posteriormente a su muerte y separarlo de quienes en realidad lo aman.

Sin embargo está historia no concuerda con los hechos reales.

En la vida real Mercury conoció a Paul, quien trabajaba como DJ de radio, en un bar en 1975, posteriormente este se involucraría en la vida del vocalista de Queen tanto profesional como sentimentalmente. Prenter se convirtiría en el asistente de Freddie en 1977.

"Bohemian Rhapsody" también menciona que Prenter es despedido por Mercury cuando este se da cuenta que le había ocultado el ofrecimiento para que él junto a Queen interpretaran en el ahora icónico concierto de Live Aid en 1985.

En venganza Paul da entrevistas televisadas destapando las intimidades de Freddie y hablando sobre su vida sexual desenfrenada con otros hombres.

Pero en realidad, Prenter aún trabajaba para Mercury en el momento del concierto de Live Aid, y aunque nunca expuso la vida privada de Mercury en televisión, sí lo hizo de forma impresa.

De acuerdo con el libro del "marido oficial" de Freddie Mercury, Jim Hutton, Prenter vendió una historia al tablodie británico The Sun en 1987 con el titular "SIDA mata a dos amantes de Freddie". Fue esta historia la que finalmente llevó a Mercury a despedir a Prenter.

Así que, pese a que Paul Prenter no era una buena persona tampoco fue el villano que todos salieron odiando después de ver la película "Bohemian Rhapsody".

Infortunadamente Prenter ya no podrá dar su versión de los hechos debido a que este murió en 1991 por complicaciones derivadas del SIDA, casualmente el mismo año que la enfermedad apagó la vida de Freddie Mercury.

Te puede interesar: "El Gladiador" tendrá secuela casi 20 años después del estreno de la original

Cabe destacar que aunque la cinta no es fiel a la historia de Freddie Mercury y Queen, es una excelente oportunidad para que las nuevas generaciones se interesen por la música de estos artistas, de los que ya pocos quedan.