Algunas ciudades de Honduras se resisten al confinamiento, otras lucen desérticas

Cortés, El Progreso y Las Vegas tienen toque de queda por coronavirus hasta el 6 de mayo, Colón espera nuevas órdenes y en el resto del país está vigente hasta el 3 de mayo.

Un contraste de circulación se está registrando este viernes como en las semanas anteriores en el país.
Un contraste de circulación se está registrando este viernes como en las semanas anteriores en el país.

San Pedro Sula, Cortés.

Después que la Secretaría de Seguridad extendiera el toque de queda a nivel nacional hasta el 3 de mayo, la mayoría de departamentos del occidente, oriente e insular, han aplicado las instrucciones para evitar un masivo contagio de coronavirus, pero en algunos puntos de la zonas norte, centro y sur, aún se mira una considerable circulación de quienes se resisten a un confinamiento total.

En el caso de Cortés, El Progreso, Yoro y Las Vegas, Santa Bárbara, el toque de queda es hasta el 6 de mayo, mientras que el departamento de Colón se mantiene a la espera de nuevas disposiciones. Para el resto del país es hasta el 3 de mayo, ya que no presentan tantos casos de coronavirus como sí ocurre con los puntos antes descritos.

El Sistema Nacional de Emergencias 911 difundió este viernes algunas imágenes de cómo lucen ciertas ciudades tras las determinaciones de la Secretaría de Seguridad.

Relacionada: Honduras cierra abril con 804 contagios con coronavirus

En el caso de Tela, Atlántida, sus calles se muestran hoy prácticamente solitarias, lo mismo ocurre con Santa Rosa de Copán, donde sus habitantes decidieron refugiarse en las casas para evitar que el virus tome fuerza y los alcance, ya que la única persona que se contagió allí, ya se recuperó y ahora guarda reposo en el municipio de Nueva Arcadia.

tela.338(1024x768)
Imagen captada por el 911 ilustra cómo está Tela este viernes ante el riesgo de el coronavirus.
copan.409(1024x768)
Completa tranquilidad este viernes en la ciudad colonial de Santa Rosa de Copán.

Choluteca es otra de las ciudades afectadas por el COVID-19 y pese a las medidas establecidas por las autoridades, este viernes se observó a través de las cámaras del 911 una marcada circulación de vehículos y peatones, lo que vulnera su situación de salud durante la emergencia.

choluteca.335(1024x768)
Imagen sobre Choluteca este viernes, uno de los departamentos más perjudicados por el coronavirus.

En San Pedro Sula, epicentro del coronavirus dentro del departamento de Cortés, una gran parte de la población todavía sale a las calles, avenidas y bulevares porque alegan que necesitan trabajar para llevar el sustento a su casa.

En el centro de la ciudad se observó a varios vendedores del sector informal y una aglomeración de ciudadanos caminando de un lugar a otro e interactuando de forma cercana como si nada estuviera pasando, pese a que la Policía se mantiene realizado operativos con el objetivo de disuadir el movimiento ante un inminente contagio.

Más allá del centro, el resto de San Pedro Sula luce vacía, las empresas están cerradas, desde las gasolineras, bancos, farmacias, supermercados, entre otros comercios.

sps 1.7(1024x768)
Casi toda la geografía de San Pedro Sula está calmada este viernes debido a las restricciones.
ciudadn industrial(1024x768)
Toma aérea y actual de San Pedro Sula, la segunda ciudad más importante de Honduras.

En Tegucigalpa, la capital de Honduras, donde los habitantes aún salen con su último dígito de identidad, siguen sin aplicar completamente las medidas de protección y circulación.

En las cercanías de los mercados y principales bulevares de la ciudad se ha mirado la presencia de muchas personas que no respetan el distanciamiento social, tampoco todos usan la mascarilla, el gel antibacterial o los guantes.

tegus.236(1024x768)
Tegucigalpa tiene menos restricciones de circulación con relación a San Pedro Sula.

Presidente mantiene su posición

“Estamos bajo presiones de algunos empresarios que quieren abrir los comercios, y yo entiendo, pero mi prioridad y mi responsabilidad es la vida de la gente”, afirmó el presidente Juan Orlando Hernández.

“Ya hemos avanzado en los protocolos de bioseguridad, pero también les decía a ellos (empresarios): si no se maneja bien un protocolo de bioseguridad y si alguien no está consciente, aunque lo hayan capacitado con el protocolo, desgraciadamente se convierte en una ventanilla no solamente de enviar alimentos, sino de enviar el virus, entonces no estamos haciendo nada”, expresó Hernández.

“Por eso les digo a los empresarios que están urgidos de abrir los restaurantes a como dé lugar: van a gastar todo el tiempo que quieran y yo no voy a caminar por el lado de las presiones, porque aquí hay una cosa más importante que cuidar y es la salud de la gente”, advirtió Hernández.

La Prensa