San Pedro Sula, Honduras.

Una pareja colombiana que reside en San Pedro Sula conquistan a sus fieles clientes con el sabor de sus deliciosos helados “Tío Riko” y también con su venta de rompopo por la temporada navideña. Conózcalos.

Se trata de Pablo Andrés Cuéllar y su esposa Ángela Victoria que juntos tienen el negocio “Tío Riko” en la colonia Aurora, 13 avenida, entre 4 y 6 calle, número de casa 408. Allí ofrecen su variado y fresco producto.

“La idea de nuestro emprendimiento nace con los antojos de embarazo de mi suegra cuando iba a tener a mi esposa Angela en 1978. Nació con la llegada de mis suegros desde Colombia al país, ellos vieron un nicho de mercado parcialmente insatisfecho y decidieron hacer helados tipo casero, tradicionales de vasitos para distribuirlos al por mayor. Así comenzó”, comparte Pablo.

La pareja ofrece 10 sabores de pilones.

“Los retos como emprendedores han sido diarios, hemos tenido que enfrentar la crisis sanitaria, económica, los apagones de energía, la falta de apoyo al emprendedor por parte de la banca y los altos costos de la energía”, comparte el matrimonio colombiano que lucha por salir adelante.

“Somos una empresa familiar que vende pilones tradicionales muy ricos. Mi esposa y mi suegra los fabrican y yo me encargo de distribuirlos pero el mérito todo es de mis suegros que han trabajado duro por mas de 40 años sin poder regresar nunca a Colombia”, asegura el emprendedor que al mismo tiempo es pasante de la carrera de Gerencia de Negocios.

“Nunca se rindan, piensen en grande. Siempre sigan adelante con la fe en Dios y el positivismo intacto. Soy un hombre muy positivo a pesar de todo”, explica.

También venden pilones con diferentes sabores.

Servicio a domicilio

El emprendimiento familiar también ofrece el servicio a domicilio a través del teléfono 9636-1439. Por la temporada navideña también ofrecen un rompopo casero a un precio de 200 lempiras la botella, pero si compra seis el precio es de 150 lempiras y el servicio a domicilio gratuito.

También tienen venta de rompopo.

Esta familia trata de innovar y luchan por progresar, por lo que también venden topogigios, pilones y los famosos chocobananos.

El menú completo de “Tío Riko”.