02/03/2024
02:58 AM

Tarifas de energía subieron entre 82% y 245% en 6 años

  • 28 diciembre 2022 /

Un abonado residencial que en junio de 2016 consumía 375 kilovatios pagaba L1,244.50, ahora debe cancelar L2,383.44.

TEGUCIGALPA. El presidente de la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (Cree), organismo encargado de revisar y proponer ajustes a la tarifa, Virgilio Padilla, dijo ayer que esperan que los datos arrojen una tendencia a la baja para el primer trimestre de 2023.

“Estamos recogiendo datos, no hemos tenido el último informe. Esperamos que vaya a la baja esta tarifa”, dijo tras confirmar que están enfocados en el proceso de licitación de los 450 megas que el país requiere para los próximos dos años.

La Ley General de la Industria Eléctrica (LGIE), aprobada mediante Decreto 404-2013 del 20 de mayo de 2014, ha encarecido el costo de energía en Honduras, sobre todo para el sector residencial.

Desde junio de 2016, la Cree, a petición de la Enee, revisa cada tres meses el pliego tarifario.

De acuerdo con informes estadísticos históricos de la Cree, el costo de la energía consumida ha subido entre 81.91% y 245.48%. De junio de 2016 a diciembre de 2022, el costo para los primeros 50 kilovatios hora para el sector residencial ha aumentado de L1.4588 a L5.0400. De 50 kilovatios hora en adelante, el valor se incrementó en L2.9532 al pasar de L3.6051 a L6.5583 el Kwh.

Subsidio

Con la vigencia de la LGIE, el gobierno ha aprobado subsidios cruzados para el sector residencial, así como el programa de energía gratis, en vigor desde febrero pasado, para los abonados que facturan menos de 150 kilovatios hora al mes.

La Enee tiene una deuda histórica superior a los L75,000 millones.

Esos ajustes trimestrales han impactado en el costo de energía consumida, ya que para un abonado residencial con 375 kilovatios consumidos, el valor era de L1,244.59 en junio de 2016, ahora, el costo es de L2,383.44, un aumento de L1,138.85, un 91.85% en seis años.

La revisión trimestral a la tarifa ha significado un mayor aporte de los usuarios residenciales a los ingresos de la Enee.

Según datos de la estatal eléctrica, en octubre de 2016 el número de abonados residenciales era de 1,528,072 (91.43% del total). El consumo de energía de enero a octubre de 2016 fue de 1,987 gigavatios hora (39.6% del total) y los ingresos generados de 5,670.6 millones de lempiras (35.9% del total).

Para octubre de 2022 la cifra de abonados ascendió a 1,795,993. La energía vendida al sector residencial fue de 2,355.2 gigas (44.2% del total) por un valor de L12,984.2 millones.