Más noticias

Casi 30% subieron los deudores con mal récord crediticio

Al vencer la medida de alivio que mantenía congelado el récord crediticio se reflejó un incremento considerable en los usuarios que tienen préstamos en mora, explicado por la crisis económica a raíz del covid.

Tegucigalpa

La crisis económica a consecuencia de la pandemia del covid-19 pasó una alta factura a miles de hondureños que tienen préstamos en el sistema financiero.

Las cifras de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) revelan que miles de hondureños vieron afectado su récord crediticio debido a la falta de pago.

Se evidencia que una vez vencida la medida de alivio que mantenía congelado el récord crediticio de los clientes del sistema financiero, el número de deudores en las categorías de la 2 a la 5 aumentó de 367,581 a 477,019, según los reportes de la Central de Información Crediticia (CIC) de la CNBS, más conocida como central de riesgos.Es decir, que 109,438 personas naturales vieron afectado su historial al vencer las medidas de alivio.

Esto significa un aumento de 29.7% en el número de personas con mal récord crediticio, la mayoría está en la última categoría, denominada “Créditos de pérdida”, según el documento de la CNBS.

También se disminuyó en 154, 679 la cantidad total de personas naturales que están en la CIC, pasando de 1,475,621 en marzo a 1,320,942 en abril.

Esto indica que hubo más personas que terminaron de pagar sus créditos y que no ha habido demanda de nuevos préstamos, explican economistas consultados.

En porcentajes globales se observó que hasta marzo el 75% de los usuarios tenían buen récord al mantenerse en la categoría 1, pero en abril ese porcentaje bajó a 64%, según el informe oficial. Por lo tanto, el porcentaje de los usuarios morosos subió de 25% a 36%.

Respecto a las empresas o personas jurídicas, el número aumentó de 11,792 a 11,977, de los que actualmente el 73% tiene créditos buenos y 27% están en mora. Las autoridades de la CNBS indicaron que no verán afectada su categoría aquellos que siguieron pagando sus deudas o las reestructuraron.

La recuperación

Representantes de la empresa privada, mipymes y economistas consideran que estos indicadores reflejan una lenta recuperación económica y la pérdida de empleos o disminución de los ingresos de los hondureños.

Además, este año la incertidumbre por el proceso electoral tiene paralizadas las inversiones en el país.