Tegucigalpa. El último informe de la empresa supervisora de la concesión del sistema de distribución de la Enee trae una noticia alentadora para esta empresa.

Las pérdidas del sistema de distribución arrojan cifras positivas en el quinto año de operación de la Empresa Energía Honduras (EEH).

Del 1 de diciembre de 2020 al 31 de agosto de 2021 las pérdidas bajaron 3.29%, de acuerdo con el informe 55 de Manitoba Hydro International (MHI).

Lo anterior significa que se redujeron de 35.12% a 31.83% en el periodo analizado. Esas cifras se desprenden de 8,916.7 gigavatios hora de energía entrada al sistema de la Enee y 5,785.3 distribuidas, con pérdidas de 3,131.4 Gwh, que es igual a 35.12%.

Al cierre de agosto de 2021, esas cifras son mejores: 9,250.9 gigavatios hora de energía entrada y 6,306.3 Gwh de energía distribuida, resultando pérdidas de 2,944.6 Gwh, que es equivalente a 31.83%, de acuerdo con el reporte de MHI.

Desde el pasado 2 de septiembre el contrato de EEH es administrado por una comisión interventora que dirigen funcionarios de la Enee.

Quinto año. Las cifras de MHI señalan que la reducción de la mora es a partir de febrero pasado.

Indica que en diciembre de 2020 las pérdidas aumentaron en -0.18%, y -0.09% en enero de este año. Sin embargo, a partir de febrero anterior los resultados han sido positivos al cerrar ese mes con una reducción de 0.42%, en marzo fue de 0.38%, en abril de 0.64%, en mayo de 0.86%, en junio de 1.84%, en julio de 2.53% y en agosto bajaron a 3.29%.

Para el quinto año de operaciones de Energía Honduras la meta es de 2%.

Según los informes de MHI, en el primer año de operaciones las pérdidas de energía bajaron 4.06%, sin embargo, en el segundo, tercero y cuarto aumentaron en -0.11%, -3.79% y -3.33%, respectivamente.

Al tomar la línea base de 31.95%, en el primer año las pérdidas bajaron a 27.89%, sin embargo, en el segundo subieron a 28.002%, en el tercero aumentaron a 31.79% y 35.12% en el cuarto.

A juicio de expertos en materia de energía, la reducción de pérdidas debería ser sostenida para recuperar las finanzas de la estatal.