TEMAS DESTACADOS:
22/05/2022
01:26 AM

Más noticias

Proyecto Puente Alto Energy va contra el plan de descarbonización

Sectores rechazaron el proyecto debido a que se quería declarar como de interés nacional por los diputados del Congreso Nacional saliente.

TEGUCIGALPA

La intención del Congreso Nacional saliente de declarar el proyecto de generación Puente Alto Energy como de interés nacional provocó el rechazo de distintos sectores del país; pero los expertos señalan que, además, está en contra de los compromisos ambientales suscritos por Honduras.

Samuel Rodríguez, agente productor de energía renovable y experto del sector energético, señalo que además de que el proyecto se está saltando lo que establece la Ley General de la Industria Eléctrica (LGIE), está en contra del plan de Honduras para la descarbonización.

Puente Alto Energy SA

El proyecto ya está en desarrollo en la zona norte con una inversión privada de $654 millones de dólares (L16,000 millones). La empresa Puente Alto Energy SA se define como un agente productor de energía que cumple con los requisitos que exige la LGIE, asegura.

Según lo expresado por la empresa, tiene planeado producir 100 megawatts en su fase inicial e incrementar gradualmente para suplir a bajo costo al sector industrial de la zona norte.Asegura que traerá competitividad regional en el sector energético.

Pertenece a Grupo Emco, del empresario Lenir Pérez, al que recién se le otorgó el contrato de servicios de rayos X de Puerto Cortés, se le concedió el manejo de la terminal de carga del Villeda, un arrendamiento en San Lorenzo y la concesión del aeropuerto de Palmerola.

“Si la empresa entró después de la firma del acuerdo, entonces hay un problema, la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (Cree) tiene que revalorizar el proyecto y decidir si se van a vetar los proyectos que usen carbón, porque hay un vacío legal”, comentó.

Rodríguez señaló que no están satanizando la generación de energía con carbón, “es un asunto ambiental que se puede obtener una licencia; pero el detalle es que se firmó el convenio de la descarbonización para poder acceder a fondos para proyectos de energía renovable.

No se puede pedir financiamiento para estos proyectos, y por otro lado estar aprobando una planta de generación a través del carbón”, advirtió.

El experto indicó que la ruta que está tomando Grupo Emco es una que suscita competencia desleal, usando apalancamiento político para su propio beneficio, lo que no trae competencia y transparencia al sector, y además envía un mal mensaje a todo el mercado internacional.

También criticó el papel de los diputados, ya que indicó que los mismos no están capacitados para manejar el tema energético.

Acuerdo

Leonardo Deras, miembro de la Cree, expresó que el Gobierno recién firmó en la conferencia contra el cambio climático COP26, en Glasgow, Escocia, compromisos ambientales para no aprobar proyectos de carbón.

“El problema y el riesgo es que bajo este mecanismo (la declaratoria como proyecto de interés nacional) se ordene la forma de un PPA (acuerdo o contrato de compraventa de energía a largo plazo) con la distribuidora de Enee, violando la LGIE”, advirtió Deras.

El miembro de la Cree indicó que si llega a tener la licencia ambiental para operar, solo puede producir energía eléctrica por dos medios legales: uno, para autoproducción, y dos, para vender la potencia y la energía en el mercado de oportunidad.La empresa es un agente productor y tiene su permiso de conexión, según indicaron expertos.

Lo que provocó rechazo fue el intento de que declararan el proyecto, a través del Congreso, como de interés nacional, ya que al ser de esta categoría evita cumplir con las regulaciones, permisos y licencias. Provocando así una competencia desleal entre los agentes.

Plan

En 2020 Honduras inició un proceso de descarbonización para cambiar el estilo de vida de los ciudadanos mitigando los golpes del cambio climático. El país produce anualmente 21 millones de toneladas de dióxido de carbono.

En el plan se transformarán los sectores como transporte, energía, residuos y agricultura y facilitará el cumplimiento de los compromisos pactados en cumbres climáticas.