17/05/2022
09:54 PM

Más noticias

1.7 millones de abonados siguen sin saber si les aplicarán el subsidio

Se esperaba que esta semana dieran respuestas claras a los consumidores del servicio.El aumento a la factura va desde el 25% hasta el 36% en algunos sectores.

Tegucigalpa. Más de 1.7 millones de abonados del sector residencial están a la espera de que las autoridades apliquen el subsidio aprobado a las tarifas de energía; sin embargo, nadie ha respondido este clamor ciudadano.

Las autoridades de la Secretaría de Energía (SEN), la Secretaría de Finanzas (Sefin) y la comisión interventora de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (CI-Enee) no dieron respuestas concretas. Desde la Enee informaron que solo mantienen el último comunicado que emitieron la semana anterior en el que indicaron que a pesar de que en el decreto 85-2021 se establece que “de ser necesario se aplicará subsidio a la energía en el primer trimestre de 2022”, todavía no habían recibido la notificación oficial de la SEN para aplicar dicho beneficio. Mientras que en la SEN informaron que hubo un problema de comunicación con la Enee, por lo que pidieron rectificar de inmediato.

Datos

20 millones de lempiras es l a pérdida diaria que registra la Enee por diversas causas entre pérdidas de transmisión, facturación y hurto de energía.

1,301 millones de dólares pagará la Enee a la EEH por el contrato de concesión durante siete años que termina en 2023.

Las autoridades de la Sefin comunicaron que los interventores de la Enee deben ser ágiles y responsables para enviar la documentación oficial para aplicar el subsidio y acreditar los fondos.

Sin embargo, se esperaba que esta semana las autoridades ofrecieran una respuesta, pero se han hecho de oídos sordos ante los reclamos de los abonados que recibieron 2022 con un incremento de hasta 36% en las tarifas de energía.

Las tarifas del sector residencial subieron 25.9%. El costo para los primeros 50 kilovatios aumentó de 3.68 a 4.74 lempiras.

Entretanto, de 51 kilovatios en adelante se incrementó de 4.79 a 6.03 lempiras.

Para el sector que utiliza el servicio de baja tensión, la tarifa subió de 4.81 a 6.03 lempiras, lo que representa un alza de 25.4% oL 1.22.

Para media tensión, el precio varió de 2.99 a 4.03 lempiras el kilovatio, lo que refleja un incremento de L 1.03 o 34.5%.

Entretanto, para la alta tensión la subida fue de 35.4% al pasar de 2.81 a 3.81 lempiras, según detalla el pliego tarifario actual.