Más noticias

Precios de alimentos y alquileres disparan inflación

En 4.62% subieron los precios el último año. Alertan sobre alzas a energía, combustibles y transporte de mercancías

Los precios de bienes y servicios subieron en 0.45% en septiembre de 2021, según el Índice de Precios al Consumidor (IPC), superior al 0.32% registrado en el mismo mes del año anterior.

El resultado mensual se explica principalmente por el incremento en los precios de algunos alimentos, servicio de alquiler de vivienda, prendas de vestir, calzado, muebles, artículos para la conservación del hogar y de recreación, detalla el informe del Banco Central de Honduras (BCH).

El informe indica también que la inflación interanual se situó en 4.62%, mayor al 3.39% a septiembre de 2020; en tanto, la inflación acumulada en lo que va del año alcanzó 3%.

Los sectores que más alzas registraron fueron alimentos y bebidas no alcohólicas, prendas de vestir y calzado, alojamiento, agua, electricidad, gas y otros combustibles. En menor medida subieron los muebles y artículos para la conservación del hogar.

Impacto mundial. Expertos de todo el mundo están advirtiendo una mayor inflación a raíz del incremento de hasta 500% en los fletes marítimos desde China y de 25% a 50% desde Estados Unidos y Europa.

La situación denominada “crisis de contenedores” está afectando todas las cadenas de suministros a nivel mundial, incluyendo Honduras.

Al respecto, los empresarios hondureños han advertido un aumento a los precios de los productos. Por otra parte, los combustibles continúan subiendo, al igual que la energía, que aunque es subsidiada para los sectores vulnerables, no es así para la industria.

Para la próxima semana, los carburantes vuelven a subir de precio, con lo que alcanzarán precios máximos en el último año.

Para el LPG doméstico, el Congreso Nacional aprobó un decreto para congelar el precio en L238 para lo que resta del año.

El precio de la energía eléctrica para los diversos sectores se encuentra congelado hasta el 30 de diciembre de 2021 por un decreto emitido por el Congreso Nacional y sancionado por el Poder Ejecutivo en la presente semana, que deja sin efecto el nuevo pliego tarifario para el último trimestre.