12/08/2022
03:00 PM

Más noticias

Palmeros, optimistas por anuncio de reactivación del sector agrícola hondureño

Los embates de la sequía en los cultivos de granos y en la ganadería aceleraron la aceptación de todos los bancos para prestar con tasa preferencial.

San Pedro Sula, Honduras.

Productores proyectan crecimiento de 22% para el cierre de 2014. Aplauden apoyo de la banca.

-¿Qué piensa de los alcances logrados entre el Gobierno y la banca nacional para homologar la tasa en 7.25%?

Harry Panting: En definitiva, esto va a ser una bocanada de aire para la agricultura y la ganadería en momentos difíciles. Estos rubros necesitan reactivación y sangre nueva, eso no se logra si no es con una cantidad de recursos significativos.

Jacobo Regalado: Es un esfuerzo muy importante para el desarrollo del agro. Sin duda alguna, el financiamiento sobre todo a pequeños productores ha sido una limitante para elevar la producción y productividad en el país.

Héctor Castro: Lo que más impresionó es cuando el Presidente se refirió a los fondos del fideicomiso (L1,500 millones). Me emociona porque llevamos varios meses gestionando por mejorar las condiciones de los financiamientos.

Ramón Cárcamo: Es una reacción positiva en un 100% porque es la primera oportunidad en que la población agrícola de Honduras tendrá acceso a fondos con una tasa de interés preferencial en relación a los créditos de años anteriores.

-¿Acaso la sequía fue el detonante que desencadenó mayor conciencia de parte de la banca nacional?

Harry Panting: La sequía más bien está poniendo a los bancos en una posición más difícil, de pensar que muchos de los préstamos que otorguen van a caer en mora. Esta es una manera de ayudar a sus clientes porque se evita una contracción.

Jacobo Regalado: Sí, pero el presidente Juan Orlando Hernández anunció al inicio de su administración que apoyaría el sector agrícola y vemos dos ejes importantes: la asistencia técnica y ahora la ampliación del financiamiento.

Héctor Castro: Sí, pudo haber sido un motivo, pero más que todo desde el punto de vista como desarrollador de conciencia. Esta situación sirve para que el Presidente también cumpla sus objetivos previstos para el sector agrícola.

Ramón Cárcamo: Podría ser una de las razones por las que la banca consideró entrarle fuerte a la parte agrícola. Sin embargo, el Gobierno ya había establecido desde el principio su compromiso de reactivar el sector agropecuario.

-¿Esta tasa preferencial posicionará a Honduras en un mejor nivel frente a otros países centroamericanos?

Harry Panting: Guatemala hace años goza de intereses igual o más bajos y esas son referencias para determinar los precios que deben predominar. Antes no se podía competir porque no teníamos las condiciones que lo permitían.

Jacobo Regalado: Es una tasa muy competitiva para invertir y desarrollar más capacidad productiva y empleo en el campo, pero se necesita también capacitación técnica para mejorar los rendimientos e identificar las alternativas de mercado.

Héctor Castro: Esta es una tasa histórica y competitiva nunca vista y ahora nos toca a nosotros los productores ser competitivos. En este país, la productividad no es un sinónimo de todos, cuando debería ser una actitud y una cultura arraigada.

Ramón Cárcamo: Va a contribuir a mejorar el índice de la región en el sentido que el acceso a mayor financiamiento, con una mejor tasa, es un componente que interviene en la medición de la competitividad de un país.

-¿Cómo ve los esfuerzos del Gobierno en materia de agro en relación con los anteriores?

Harry Panting: Este Gobierno está haciendo grandes hazañas como haber incorporado a toda la banca en el financiamiento de la producción y darle algunas condiciones favorables a los productores por encima de los créditos de consumo.

Jacobo Regalado: El Gobierno viene comenzando, aunque las señales son positivas. Esperemos por el bien del país que se supere el apoyo que administraciones anteriores han dado a la agricultura hondureña.

Héctor Castro: En nuestro caso nos están ayudando a posicionarnos. La palma africana tiene mejor estructura que el resto de los productos. Tenemos una mercancía regional e internacionalizada y somos los primeros en Centroamérica.

Ramón Cárcamo: La base económica de Honduras es la agricultura. Si se quiere cambiar las condiciones de vida de la población, se debe comenzar por aquí. Se podría potenciar la industria y servicios, pero primero hay que garantizar el productor.

-En el corto y mediano plazo, ¿qué le espera a la agricultura hondureña con el logro alcanzado?

Harry Panting: Todos los productos van a resultar beneficiados con la tasa de 7.25%, pero se habla de que solo el maíz y el frijol están siendo afectados por la sequía. En el corto plazo estos productos serán la prioridad. Hay que considerar el café.

Jacobo Regalado: Lo más importante de lo que se logró con la banca es su compromiso de intermediar recursos para el sector agrícola, lo que se ha aunado a una serie de herramientas como las sociedades de garantías recíprocas.

Héctor Castro: Hemos venido creciendo a un ritmo promedio de 11% a nivel de la palma industrial. Una vez que estos ingresos (fideicomiso) se vislumbren serán una catapulta que permitirá un impulso hasta llegar al 22% al cierre de 2014.

Ramón Cárcamo: Queremos tener 9 mil hectáreas de frijol sembradas con sistemas de riego. Los sistemas ya están instalados, ahora vamos a apoyar con insumos y semillas para que se puedan cosechar diferentes productos.