01/03/2024
05:44 PM

Lagunas y ríos de Honduras se evaporan por sequía

Estados Unidos, Canadá y Europa financiarán plan para minimizar impacto climático en el país.

Cane, La Paz, Honduras.

Varios ríos, quebradas y lagunas de los departamentos del corredor seco se han evaporado, como consecuencia de la prolongada sequía que afecta al país y que han vuelto disfuncionales los sistemas de riego.

Ese es el caso del municipio de Cane, donde el bajo nivel del río Guangololo obligó a desactivar el megaproyecto de riego conectado a esa fuente, que atiende a más de 170 mil manzanas distribuidas en producción de frijoles, maíz, arroz, hortalizas y frutas.

El sistema de riego pasó de generar 169 a 19 litros de agua por minuto.

“Ya no tiene la capacidad para atender los cultivos de los 72 socios; por eso apagamos el motor. Con el nivel que tiene en este momento solo se podrían atender 20 manzanas”, explicó Alexander Almendárez, miembro de la junta de regantes de agua Guangololo.

El productor dijo que la crisis se agudizó con la evaporación de las lagunas Los Arcos y El Carbonal, así como la quebrada Canito y otras pequeñas vertientes, que irrigaban otras 100 mil manzanas.

“Estamos espantados, jamás se había secado una laguna. No tenemos duda que aquí tendremos hambruna porque se perdió todo. Tampoco se han podido aprovechar las cosechas de agua que construyeron los agricultores porque no hay lluvias. Calculamos que las pérdidas andan arriba de los L20 millones”, declaró Almendárez.

Fernando Suazo, vicealcalde del municipio, informó que quienes se atrevieron a sembrar en el ciclo de primera lo perdieron todo.

No se logró cultivar nada, tenemos daños del 100%. La esperanza es poder sembrar en postrera”, refirió Suazo.

German Pérez Destephen, exministro de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG ), estima que las pérdidas a nivel nacional son graves, lo que podría aumentar el volumen de importación de maíz a 12 millones de quintales; en arroz, 2.5 millones, y un millón en el caso del frijol.

“Todos los pronósticos apuntan a que la canícula se prolongará hasta octubre y pasará de un estado moderado a fuerte. Es evidente que habrá que exportar más grano para abastecer la demanda nacional”, concluyó.

Foto: La Prensa

Las tierras lucen secas por la extrema sequía que azota al municipio de Cane.
Adaptación

Dolan Castro, director de Preparación y Respuesta del Comité Permanente de Contingencias (Copeco), explicó que la disminución de los recursos hídricos se debe a la masiva conexión de sistemas de riego.

“La gente está instalando bombas intentado salvar los cultivos, peor sin lluvia y con más sistemas conectados la capacidad de los caudales baja”, explica Castro.

Añadió que “los efectos del fenómeno de El Niño y de la variabilidad climática que se está viviendo son consecuencia del calentamiento global que afecta a todo el mundo. No hay una solución para el problema, simplemente hay que buscar formas para adaptarse a las nuevas condiciones climáticas”, expuso el experto.

Según el informe elaborado por el Comité Técnico Interinstitucional para la Gestión de Riesgo por Sequía, la intensidad que registra en este momento El Niño es la más alta de los últimos 17 años, solo comparada con la ocurrida en 1997.

Foto: La Prensa



Plan de acción

Jorge Hernández Alcerro, ministro coordinador general del Gobierno, dijo que están buscando con el G16 fondos para completar el plan de acción ante la sequía 2015, el cual requiere un presupuesto total de L257 millones, “L100 millones ya fueron aportados por el Congreso Nacional mediante decreto de emergencia”, refirió.

Alcerro reveló que están trabajando en un programa enfocado en minimizar el impacto que tienen los fenómenos climáticos en el país a mediano y largo plazo.

El plan de apoyo será subvencionado por organismos de Estados Unidos, Canadá y Europa. “Ellos apoyarán con $210 millones y el Gobierno hondureño con $40 millones”, informó.

Adelantó que el plan no solo tiene medidas para enfrentar la inseguridad alimentaria “sino también de transformación. Implica la creación de pequeños sistemas de riego y tratamiento de suelos. Además de la introducción de nuevos cultivos y nuevas fuentes de proteínas con aves, conejos, ganado caprino. El programa está diseñado para ejecutarse en cuatro años”, puntualizó Hernández.