18/05/2022
07:47 AM

Más noticias

Inestabilidad política impactaen las inversiones y el empleo

El rendimiento de los bonos del Gobierno sufrió alzas debido a la crisis causada por el Poder Legislativo al ser nombradas dos juntas directivas paralelas.

TEGUCIGALPA

Luego de que los bonos soberanos de Honduras registraran su mayor caída en 10 meses a raíz de la crisis política generada con la juramentación de dos presidentes del Congreso Nacional (CN), los intereses de estos instrumentos subieron al aumentar la prima de riesgo.

El viernes pasado el rendimiento de los bonos era de 3.54% y el lunes subió a 3.80% por la declaratoria de dos presidentes del CN, Jorge Cálix y Luis Redondo.

La situación generó preocupación, ya que por un lado sube el costo del crédito obtenido a través de bonos, tanto del gobierno como del sector privado. Por otra parte, se ahuyenta la inversión extranjera y también frena la nacional.

“Debemos hacer lo posible para volver a tener la tasa de los bonos que teníamos anteriormente y ojalá menor”, manifestó Rafael Medina, director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa (CCIT).

Si la situación se extendiera “podríamos perder hasta las calificaciones de las calificadoras de riesgos internacionales”, advirtió Medina.

La inestabilidad política genera incertidumbre en los mercados de capitales provocando que los rendimientos esperados de los títulos de deuda sean más altos debido al mayor riesgo, explican analistas consultados.

Efectos

Al aumentar la prima de riesgo, la deuda pública sube por una mayor tasa de interés, entonces en el presupuesto tendrán que destinarse más recursos para deuda soberana en lugar de invertirlos en sectores prioritarios como educación, salud e infraestructura.

Por otra parte, la deuda del sector privado, especialmente la del sistema financiero, también sería más cara y eso origina un aumento en la tasa de interés de los créditos.

Las empresas, al aumentar sus costos de producción, trasladan al costo de los productos originando más inflación, lo que redunda en menor poder adquisitivo en los hogares.