12/04/2024
12:54 AM

México da “el tiro de gracia” a la industria camaronera hondureña

El cierre del mercado mexicano al camarón hondureño provocaría la pérdida de más de 13,000 empleos directos y unos 80,000 indirectos, dijo la Asociación Nacional de Acuicultores de Honduras.

San Pedro Sula

La industria camaronera hondureña atraviesa la crisis más grande de su historia, luego de que el Juzgado Séptimo del Distrito de Los Mochis prohibiera el ingreso de camarón procedente de Honduras al mercado mexicano.

Así lo indicó Javier Amador, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Acuicultores de Honduras (Andah), quien señalo que luego de que el Gobierno hondureño pusiera fin al tratado de libre comercio con Taiwán, México se convirtió en uno de los principales destinos de exportación.

Explicó que el cierre del mercado se debe a que acuicultores de Sinaloa han denunciado que varios países centroamericanos están triangulando producto desde Ecuador.

Al respecto, Amador defendió que Honduras cuenta con un sistema de trazabilidad oficial, por lo que considera que esta es una decisión unilateral, que se tomó sin considerar los protocolos del tratado de libre comercio y las consecuencias que acarrea.

La sentencia, de cumplimiento inmediato, ordena a las autoridades mexicanas cerrar todas las fronteras al ingreso de camarón de granjas provenientes de los países que integran el tratado de libre comercio entre Estados Unidos, México, Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Además, ordena a la Secretaría de Economía y la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, certificar cada una de las granjas de dichos países que exporten camarón a México, por lo que estas deberán proporcionar su contabilidad y capacidad de producción, a fin de evitar la triangulación de camarón ecuatoriano.

Al respecto, el director de la Andah dijo que, aunque el cierre es temporal, aún no se sabe cuánto tiempo demorará el proceso y que esto comprometería el 70% de la producción.

En términos de empleo, dijo que el cierre del mercado significa la pérdida de más de 13,000 trabajos directos y unos 80,000 indirectos.

Amador destacó que en 2023 se exportaron 22.5 millones de libras de camarón a México, que generaron uno $76.7 millones en divisas, por lo que, tomando en cuenta que ya perdieron $30 millones por el cierre de relaciones con Taiwán, este sería “el tiro de gracia” para la industria.

Con un tono que reflejaba preocupación, dijo que este es un problema que deben resolver ambos Gobiernos y que el ministro de Desarrollo Económico, Fredis Cerrato, ya fue notificado y les informó que ya está trabajando en el asunto.

Agregó que como asociación también conformarán un equipo multidisciplinario para buscar una solución a este problema “lo antes posible”.