17/04/2024
07:27 AM

Entre 2027 y 2030, unos 750 megas saldrán del mercado

  • 22 febrero 2024 /

Plantas térmicas terminan contratos y serán retiradas del sistema eléctrico. La Enee asegura que negocia 1,500 megas.

Tegucigalpa

El déficit de generación puede agravarse si la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) no asegura la incorporación de potencia firme para cubrir el retiro de plantas térmicas.

Un informe del Centro Nacional de Despacho (CND) de la Enee revela que para 2027 se esperan retiros de plantas térmicas de 243.36 megavatios y 507.12 megas para 2030. Agrega que entre las incorporaciones destaca la hidroeléctrica El Tornillito (con una cantidad de 200 megas).

El gerente interino de la estatal eléctrica, Erick Tejada, ha anunciado que se instalarán 270 megas entre marzo y junio de este año. Las proyecciones del CND señalan que la potencia firme alcanza 1,653 megavatios para 2024 y un déficit de 283 megas para cubrir la demanda máxima de 1,936 MW. No obstante, las proyecciones indican que para 2027 la potencia firme se reduce a 1,486 megavatios por el retiro de plantas térmicas y para 2030 baja a 988 megas. Tejada ha adelantado que trabajan en una licitación de 1,500 megas para cubrir la demanda de ocho o nueve años.

Inversión

El CND ha elaborado una serie de escenarios para aumentar la cantidad de generación. En el caso de centrales con búnker con la cantidad de entre 20 y 100 megavatios, el costo puede oscilar entre 1.3 millones de dólares y 984,085 dólares por mega.

Para plantas de gas natural, el costo de inversión de una central de 100 megas es de 1.1 millones de dólares por megavatios. Para una central de 20 megavatios con diésel, el costo es de 1.2 millones de dólares por mega, mientras que para una planta dual de 250 MW (diésel y gas natural) es de 1.1 millones de dólares por mega. En el caso de una central con gas natural, con una cantidad de 250 megas, el costo de inversión es de 1.2 millones de dólares por megavatios.

Expertos en energía han advertido que si la Enee no incorpora potencia firme para este verano, los racionamientos de energía serán drásticos en zonas de alta población y producción industrial como el valle de Sula y ciudades pobladas como la capital.