18/05/2024
12:15 AM

¿Cuántos galones de combustible se compran con un salario mínimo en Honduras?

En la capital de la República se pueden adquirir 115.6 galones de gasolina superior, 132.1 de regular y 130.6 de diésel

San Pedro Sula, Honduras.

El salario mínimo es utilizado como un parámetro en varios países para medir el poder de compra de los productos y servicios de la canasta de consumo.

En Honduras la medición más frecuente es con la canasta básica alimenticia, pero también se puede realizar con otros bienes como los derivados del petróleo.

El poder adquisitivo del salario mínimo versus los carburantes se mueve cada semana, perdiendo su valor cuando los refinados aumentan y se aprecia cuando bajan cada lunes los derivados del petróleo.

Regularán actividad comercial con Ley de Hidrocarburos

El salario mínimo vigente en Honduras es de 12,377.73 lempiras mensuales, en promedio, y se espera aumente después que la comisión tripartita alcance un acuerdo para el ajuste retroactivo vigente a partir de enero 2024.La estructura semanal de precios de los combustibles es competencia de la Dirección General de Hidrocarburos y Biocombustibles (DGHB) de la Secretaría de Energía (Sen), quien todos los viernes anuncia los precios de los carburantes de consumo masivo y que son efectivos a partir de las 6:00 de la mañana del lunes.

Salario versus combustibles

Entre más caro es el carburante, el salario mínimo puede comprar menos galones de los refinados.

Un ejemplo de lo anterior es que con los 12,377.73 lempiras mensuales de salario se pueden comprar 115.6 galones de gasolina superior, derivado que tiene un precio en bomba de 107.02 lempiras en la capital de la República.

En el caso de la gasolina regular, con un costo al consumidor de 93.70 lempiras el galón, cubre 132.1 galones.

La cobertura del salario mínimo para el diésel, con un precio vigente de 94.74 lempiras por galón, es de 130.6 galones.

De querosina, con un precio por galón de 86.78 lempiras, pueden comprarse 142.6 galones. El refinado más barato en el país es el gas licuado vehicular, con un costo en bomba de 49.10 lempiras, y que al compararse con el salario se pueden adquirir 252.1 galones.

El único refinado con el que el salario mínimo no ha perdido su poder de compra desde febrero 2022 es el gas licuado propano o LPG en la presentación de 25 libras y que se cotiza en 238.13 lempiras y que al compararse con el salario equivale a 52 cilindros.

En San Pedro Sula y varios municipios de Cortés el salario mínimo tiene la capacidad adquisitiva de más galones de combustibles porque los precios de los refinados son más baratos por la cercanía con la terminal de Puerto Cortés