30/01/2023
12:24 PM

Más noticias

En el futuro no muy lejano, las empresas comprometidas se impondrán

  • 17 septiembre 2019 / 03:09 AM /

El presidente de Fundahrse es del criterio que unos consumidores más empoderados e informados, seleccionan negocios que están conscientes del ambiente, lo social y lo económico.

San Pedro Sula, Honduras.

El Sello Fundahrse de Empresa Socialmente Responsable, es un reconocimiento que abre oportunidades para las empresas hacia el mundo exterior y que es un galardón para aquellas organizaciones que realizan un máximo esfuerzo por ser excelentes cada día, mejorando sus procesos, reforzando sus valores y respetando la naturaleza que les rodea.

Una empresa socialmente responsable está consiente de sus errores, sus oportunidades de mejora y sus éxitos, porque solo así podrá tomar decisiones que vayan abriendo paso a una nueva visión, nuevos proyectos y proyecciones más enfocadas.

Si hablamos de supervivencia en el mundo actual, de inmediato pensamos en la teoría evolutiva de Darwin, pues nos enseñaron que las especies se han adaptado a diferentes contextos, y otros han desaparecido, en beneficio de algunas mejor preparadas para situaciones de escasez u otras condiciones.

En el contexto actual, a las empresas se les ha exigido y solicitado asumir un rol más activo, debido a la poca responsabilidad que tiene el gobierno para garantizar los derechos básicos a los niños, jóvenes y adultos.

Sin embargo, las empresas que han trabajado en Responsabilidad Social Empresarial (RSE) y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, suelen darle prioridad a los temas que están más relacionados con el rubro al que pertenecen.

Por esta razón vemos a muchas empresas trabajando los temas de educación, derechos humanos, salud, accesos a los recursos como el agua y energía, entre otros, porque estamos en la era de asumir riesgos y responsabilidades con el fin de que las diferentes comunidades tengan calidad de vida y se respeten sus derechos como personas, individuos parte de una sociedad.

Las empresas han hecho una gran labor en educar a los consumidores sobre la conciencia de su entorno, que luego viene a convertirse en una clave para la competitividad.

Unos consumidores más empoderados e informados, seleccionan negocios que están consientes del ambiente, lo social y lo económico.

Nos alegra saber que hemos sido parte de encaminar a las empresas a encontrar un propósito y a alinear sus operaciones y la cultura interna en torno a la visión.

Con las diferentes actividades, inversión e innovación, las empresas son catalizadores del cambio y piezas necesarias en el cumplimiento de la Agenda 2030, lograr la sostenibilidad que queremos en el país y mitigar los daños.

En un futuro no muy lejano, resultará difícil que una empresa que no haya incorporado la RSE de manera intrínseca en el propósito, cultura y estrategia, pueda sobrevivir, en esta batalla por la supervivencia, las empresas comprometidas se impondrán.

Bruce Burdett es presidente de la Fundación Hondureña de Responsabilidad Social Empresarial (Fundahrse).