19/05/2024
12:00 AM

El hombre que cambia el mundo de las remesas

  • 05 mayo 2015 /

Ismael Ahmed, oriundo de Somalia y radicado en Inglaterra, creó una remesadora de dinero online con normas de seguridad y bajo costo

Nueva York, Estados Unidos.

En los años posteriores a los ataques del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, no es de extrañar que las fuerzas de seguridad occidentales y las autoridades reprimieron con fuerza en la industria de transferencia de dinero.

Temerosos de que algunas remesas enviadas a países de África oriental, Oriente Medio y Asia del Sur podrían ser utilizados para financiar actividades terroristas, una serie de pequeñas empresas de transferencia de dinero fueron cerradas.

El efecto en cadena fue que muchas personas inocentes en lugares como Somalia encontraron que era mucho más difícil recibir fondos vitales de los familiares de expatriados que viven en Occidente.

Un hombre que estaba cada vez más conscientes del problema era Ismail Ahmed. Nacido y criado en Somalilandia, la parte norte autónoma de Somalia, antes de ser educado en el Reino Unido después de ganar una beca del Banco Mundial.

Mientras hacía su doctorado en economía del desarrollo en el London Businees School, vio que el problema que tenía era una oportunidad de negocio, y que el deseo de ayudar comenzó a asesorar a empresas de transferencia de dinero, tanto en el Reino Unido y en el extranjero, en la forma en que mejor podrían cumplir con las normas de seguridad más estrictas.

Tal fue su éxito al hacerlo que en 2004 el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas -la agencia de Naciones Unidas que tiene como objetivo mejorar las condiciones en el mundo en desarrollo- le preguntó si quería unirse a su equipo, que estaba tratando de abordar el mismo problema.

Sin embargo, después de una mala experiencia en la ONU, Ahmed decidió lanzar su propio negocio de transferencia de dinero.

Ser digital permite ser tan estricto en seguridad como sea posible, señala.

Al mismo tiempo mantener los costos en niveles que pueda ofrecer tasas de transacción sustancialmente más bajos que los líderes de la industria.

Así nació la idea para su nueva compañía, WorldRemit, una empresa de transferencia de dinero en línea que permite a las personas enviar dinero a amigos y familiares que viven en el extranjero, utilizando un ordenador, smartphone o tablet.

A diferencia de las compañías tradicionales de transferencias de dinero, no operan con representantes en establecimientos comerciales y por ello cobran comisiones menores.

El costo, en el caso de dinero desde EE UU a Honduras, es de “$3.99 por envío de 1 a $2,000”.

El dinero puede recibirse como depósito bancario, pago en efectivo, dinero móvil o recarga telefónica en celulares.

El servicio WorldRemit está disponible para envíos desde 50 países. Ofrecen transferencias a más de 110 destinos en Europa, Asia, África, Australia y América.

'He tenido la suerte de trabajar con muchas personas con talento. Hoy me siento orgulloso de ser el CEO de una empresa de rápido crecimiento. estoy donde estoy debido a un talentoso equipo de trabajo', Ismael Ahmed.

Tema de seguridad

El problema de seguridad está afectando el negocio de transferencias de dinero por el uso de identificación falsa o por el lavado de dinero.

En 2010 Western Union fue multado con $94 millones por el estado de Arizona por no hacer lo suficiente para evitar el lavado de dinero por drogas de bandas mexicanas, mientras que en 2012 MoneyGram tuvo que pagar una multa de $100 millones.

El año pasado, el banco británico Barclays anunció que iba a cerrar las cuentas de todos menos 19 de sus 165 clientes en el negocio de transferencia de remesas.

Para mitigar estos problemas de seguridad, en el lado emisor de la transferencia de remesas, WorldRemit solo acepta fondos electrónicamente a través de su sitio web o aplicación móvil.

El empresario Ahmed explica: “Ser digital nos permite ser tan estrictos en seguridad como sea posible. Examinamos todas nuestras transacciones contra las listas de sanciones, y podemos escoger un comportamiento sospechoso o inusual casi de inmediato”.

Agrega que el enfoque digital también permite a WorldRemit cobrar honorarios que son menos de la mitad de las de los grandes jugadores, una declaración que se confirma al comprobar sus precios con otros operadores”.

En 2014, se anunció que WorldRemit recibía el respaldo de Accel Partners, una de las sociedades de inversión más destacadas del mundo y una de las fuentes iniciales de financiación de Facebook, Dropbox y Spotify.

Accel invirtió $40 millones, una de las mayores rondas de financiación de Serie A de Europa.

A principios de este año, WorldRemit consiguió una inversión de $100 millones, dirigida por Technology Crossover Ventures (TCV). WorldRemit, en colaboración con Accel y TCV, mientras continúa su expansión internacional con su lanzamiento en más países.