Un 2020 y una semana con muchos desafíos

El presidente de Fundahrse, Bruce Burdett, insta a cómo desde las empresas se puede desarrollar una cadena de buenas acciones que resulten en un mundo mejor

Bruce Burdett, presidente de Fundahrse.
Bruce Burdett, presidente de Fundahrse.

San Pedro Sula, Honduras.

Primero, quiero tomarme un momento para desearles a cada uno de ustedes lectores, que se permitan tener un año lleno de muchos éxitos, y que a través de los desafíos y retos se motiven para continuar y luchar por lograr lo que tengan en su lista de cosas por hacer y, que la misma, sea lograda a cabalidad con responsabilidad, ética y transparencia.

Ahora bien, realmente es preocupante el estado del mundo, solo por mencionar algunos hechos políticos, ambientales y sociales que se están desarrollando: la situación de Estados Unidos con Irán, los terremotos en Canadá, Puerto Rico y Nicaragua, los incendios en Australia que han afectado a Estados Unidos, Canadá y Nueva Zelanda, inundaciones en Indonesia, entre otros.

Toda acción tiene una reacción, es la tercera ley de Newton y día a día nos damos cuenta lo cierto de la frase, puesto que nadie de nosotros quisiera estar en esta situación, creo que es un llamado -nuevamente- del universo a nuestro actuar.

Comenzando esta década -o terminándola- como dicen algunos, es necesario reflexionar sobre lo que hacemos y las repercusiones que tiene, y esto aplica para nuestras áreas de trabajo, nuestras familias, nuestros grupos sociales, hasta en cómo comunicamos nuestros pensamientos e ideas hacia otros.

En el libro de Michelle Obama “Mi Historia” dice una pequeña frase: “Las personas llevan a cuestas una historia invisible y solo por eso merecen cierta tolerancia”, considero que nos falta tolerancia en situaciones tan pequeñas como obedecer al no botar basura en las calles, al dejarnos aconsejar por otras personas con experiencia, al cuidar recursos como agua, al cumplir la ley, al defender nuestros derechos, al ayudar a nuestro prójimo, por decir algunos ejemplos.

Mantengámonos siempre buscando la verdad, con la ola de desinformación que tenemos lo mejor es buscar fuentes confiables de información, a la vez, como empresas seamos transparentes con nuestras partes interesadas, hoy en día es una prioridad que las organizaciones con las que trabajamos en conjunto, también sean transparentes en su negocio.

No la tenemos fácil, es cierto, buscando alternativas y oportunidades de negocio, podemos ser mejores empresas, con educación podemos ser mejores personas, profesionales y emprendedores y con los valores podemos trasladarlos hacia nuestros pares a modo que armemos una cadena de buenas acciones que resulten en un mundo mejor.

Bruce Burdett, presidente de Fundahrse.

La Prensa