30/09/2022
12:14 AM

Más noticias

Estos son los nuevos precios de los combustibles en Honduras

La tendencia alcista seguirá por una semana más en el país para el diésel, al igual que el queroseno.

Tegucigalpa

Por décima semana consecutiva se mantienen las rebajas a los combustibles en el país, pero para esta ocasión serán leves, pese a la caída sostenida del precio del petróleo en el mercado internacional.

Conforme a la nueva estructura de precios, la gasolina regular es la que tendrá la principal rebaja, de L1.03, quedando el nuevo precio en L99.23 el galón. La súper apenas tiene rebaja de L0.42 y su nuevo precio es de L110.32 en San Pedro Sula.

El diésel refleja el mayor aumento de la semana, con L1.21, y se encontrará en bomba el galón a L112.77.El queroseno sube L0.80 y queda en L99.69.

En tanto, el gas doméstico se mantiene en L216.99.

Precios en la capital

La mayor disminución la reportará la gasolina regular, cuyo descuento será de 1.11 lempiras y el galón quedará en 101.35 lempiras en todas las estaciones de servicio capitalinas.

El refinado del crudo ya bajó de los 100 lempiras en San Pedro Sula y a partir de la segunda quincena de septiembre se proyecta que descienda de ese valor en Tegucigalpa.

Dato

L2.13 es la diferencia del costo de la gasolina superior entre Tegucigalpa y San Pedro Sula. En la capital es más cara porque es mayor la distancia del puerto.

La gasolina superior, que cuesta 112.95 lempiras, ahora se cotizará a 112.45 lempiras por galón, reduciendo apenas 50 centavos. A tres centavos menos en bomba se encontrará el gas vehicular, por lo que el galón tendrá un costo de 52.99 lempiras del 12 al 18 de septiembre próximo.

A partir de la última semana de agosto, el barril del petróleo West Texas Intermediate (WTI), que sirve de referencia para fijar los precios de los carburantes en el país, ha venido abaratándose y el miércoles anterior cerró en 81.66 dólares, implicando una caída de 6.01% y que alcanzó su costo más bajo desde enero pasado.

Aunque en el territorio nacional se toma un término de 21 días para calcular la nueva estructura de costos de los hidrocarburos, defensores de la canasta básica consideraron que no se está trasladando el beneficio completo del descenso del petróleo provocado por el temor a una recesión económica mundial. En el caso del diésel, continuará la tendencia alcista.