TEGUCIGALPA.

La lenta reactivación que se observa en los primeros meses augura que las expectativas de crecimiento serán inferiores a las anunciadas por el Banco Central de Honduras (BCH).

El (BCH), en su Programa Monetario 2021-2022, estima un crecimiento en el rango de 3.2 a 5.2%.

“No es coherente con la realidad de la mayoría de los sectores productivos que no han podido recuperarse de los efectos de los fenómenos naturales y la pandemia del covid-19 como el turismo y agricultura”, dijo el economista del Consejo Nacional de Inversiones (CNI) Edwin Aronne.

“La demanda interna se encuentra contraída por la caída de los ingresos de los hogares y el desempleo formal. Se esperaría un crecimiento económico de 2.4% según el consenso de expertos. Todavía falta mucho para un crecimiento económico de 3.2 -5.2% como lo proyecta la autoridad monetaria”, agregó Aronne.

Economistas del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) consideran también que en vez de crecer 3.2 y 5.2% para los años 2021 y 2022, Honduras realmente crecerá un 2.8 y 3.2%. Se espera que los sectores que más contribuirán a esa expansión sean la intermediación financiera, comercio, transporte, agregó el funcionario.

Los expertos explican que los principales factores son que no hay avance en infraestructura (carreteras, canales y bordos de contención en valles) ni rehabilitación de plantaciones de principales cultivos de exportación: banano, cítricos, caña y palma.