02/12/2022
12:46 AM

Más noticias

Después de cinco años, S&P rebaja perspectiva de estable a negativa

La agencia Standard and Poor’s mantiene la calificación BB-/B para la deuda soberana de Honduras. Advierte del deterioro fiscal en el mediano plazo.

Tegucigalpa. El 17 de julio de 2017, la agencia Standard and Poor’s elevó la calificación de Honduras de B+ Positiva a BB- Estable.

No obstante, el jueves anterior S&P confirmó la calificación soberana en BB-/B, pero bajó la perspectiva a negativa.

La degradación de la perspectiva responde al deterioro esperado de las finanzas públicas.

Lo anterior significa que la nota BB-Estable de Standard and Poor’s se mantuvo durante cinco años.

Uno de los impactos directos de la degradación de la perspectiva de la calificación riesgo país es el encarecimiento de la nueva deuda pública a contratar, por ejemplo, si el Gobierno desea colocar bonos soberanos en el mercado internacional la tasa a pagar sería del 12%.

Honduras colocó en los últimos 10 años bonos a tasas de entre 8.75% y 5.625%.

Deterioro fiscal

El análisis de S&P advierte de las amenazas fiscales para Honduras en el corto y mediano plazo.

“Estimamos el déficit fiscal del Gobierno general en torno a 3.2% del PIB en 2022, lo que llevó la deuda neta del Gobierno general a 47% del PIB, desde 38.8% del PIB en 2019”, sostiene Standard and Poor’s.

Datos

- Factores positivos. Crecimiento más rápido del PIB, política fiscal cautelosa y deuda estable ayudará a la perspectiva.

- Standard & Poor’s. Financial Services LLC es una agencia de calificación de riesgo estadounidense en servicios financieros.

Las proyecciones de déficit fiscal son -3.4% del PIB para 2023, -3.9 para 2024 y -4.4% para 2025. En cuanto a la deuda neta se estima 48.2% del PIB para 2023, 50.3% para 2024 y 52.8% para 2025.

Expertos consultados manifiestan que el riesgo es que se continúen usando las reservas internacionales netas del Banco Central de Honduras (BCH), de las que hay solicitudes pendientes de aprobar por 2,000 millones de dólares.

S&P proyecta que la deuda externa neta se incremente a 11% de los ingresos de la cuenta corriente en 2022 y promedio 23% entre 2023-2025.

Rixi Moncada, secretaria de Finanzas, en su cuenta de Twitter dijo que “Calificación Standard and Poor’s para gobierno de nuestra presidenta Xiomara Castro: Reconoce el logro de mantener el rating BB-/B, habiendo recibido una administración saqueada y con una economía internacional tan inestable”.