Tegucigalpa. Los pacientes con enfermedades crónicas que a diario buscan atención en los centros asistenciales seguirán afectados por el desabastecimiento de fármacos.

En el hospital Mario Rivas los médicos denuncian que ni siquiera hay medicamentos básicos como acetaminofén, dipirona, ranitidina, dexketoprofeno y antibióticos.

También hace falta inmunoglobulina, que sirve para el Guillain-Barré y la gente que padece de parálisis descendente.

Los pacientes oncológicos deben pagar enormes sumas de dinero para poder seguir con los tratamientos.

Desde mayo, la Secretaría de Salud comenzó los trámites para la compra directa de medicamentos y así abastecer los centros asistenciales, pero a dos meses no hay nada.

José Manuel Matheu, ministro de Salud, confirmó ayer que este viernes 22 de julio están a la espera de recibir el acta de recomendación de adjudicación para así revisarla el fin de semana y firmar la próxima semana la compra directa.

“En la compra de medicamentos se priorizaron los vitales, los que no pueden faltar en un cuadro básico”, expresó Matheu. Son al menos 160 tipos de medicamentos.

Para recordar

- El hospital Mario Rivas tiene una escasez de al menos 163 medicamentos. El 20% de su presupuesto de L1,386 millones es para ello.

- Los 16 centros de salud de SPS también están solamente con un 50% de abastecimiento, urge que el Gobierno dé una respuesta.

Recordó que Salud gasta 700 millones de lempiras en esta compra y que para el próximo año se triplicará la cifra.

Para el ministro de Salud, los centros asistenciales están abastecidos en un 50% “como en el Gobierno anterior”.

“Ahora se hace escándalo del desabastecimiento”, se quejó.

Salud ha ejecutado casi un 40% del presupuesto, el resto no se ha invertido porque algunos proyectos se están empezando.

“Toda esta compra ha sido transparente desde que fue directa, ya que no se la hicimos solo a uno que la ley me lo permitía, sino que están trabajando 39 oferentes, es más de los que participaban en las licitaciones”, agregó Matheu.