en medio del duelo por la muerte de Lorenzo Zambrano, director ejecutivo y presidente del consejo administrativo de Cemex, comenzaron a llegar las preguntas sobre cuál será el siguiente paso para la cementera mexicana.

Aún no es claro si Cemex tenía contemplado un plan de sucesión para la salida de Zambrano, quien ocupó la dirección ejecutiva desde 1985 y se volvió presidente de su consejo en 1995. Sin embargó, designó como presidente a Rogelio Zambrano, mientras Fernando González, exvicepresidente de Finanzas, es ahora el director general al timón. La compañía optó por dividir los cargos que antes tenía Lorenzo Zambrano.

Panorama de la sucesión

La sucesión de Lorenzo Zambrano no es el único reto que enfrenta Cemex.

La industria del cemento global está viviendo un proceso de reconfiguración. Las firmas europeas Lafarge y Holcim han acordado fusionarse para crear la empresa cementera más grande del mundo.

Credit Suisse y Citigroup consideran que la consolidación de la industria del cemento, producto de la fusion, es positiva para Cemex dado su tamaño y presencia global.

El nuevo consorcio cementero ha decidido poner a la venta 5 mil millones de euros en activos con el fin de evitar problemas con reguladores antimonopo lio. Dos tercios de los activos en venta se encuentran en Europa.

Esto representa una oportunidad de crecimiento para Cemex, empresa que se ha caracterizado por llevar a cabo una expansión global a través de la adquisición de empresas a lo largo del globo.

Cemex ha sido catalogada como la empresa global de México por excelencia. La empresa fundada en Monterrey a inicios del siglo 20 tiene operaciones en más de 50 países y mantiene relaciones comerciales con alrededor de 106 naciones.

Sin embargo, la búsqueda de nuevos mercados y la apertura de fronteras tiene un costo de control. Por otra parte, la alta dirección de Cemex ha sufrido los efectos de la globalización. Cinco de sus 12 directivos más importantes son españoles. La vicepresidencia ejecutiva de planeación estratégica, Cemex México, Cemex Asia, Cemex Mediterráneo y Cemex Norte de Europa se encuentran bajo mandos ibéricos.

Otro de los aspectos importantes a considerar por el nuevo sucesor es la influencia que tendrán los acreedores. Debido a sus problemas financieros, la cementera entró en un programa de reestructuración de deuda.

Dicho acuerdo, supervisado por el comité de bancos acreedores, impone obligaciones a Cemex, por lo que estos mantendrán interés en las operaciones de la empresa.

A esto se le debe agregar que los bancos BBVA Bancomer, Citigroup y Santander participan también en el fideicomiso donde se encuentran las acciones CPO de Cemex.

Junto a este fideicomiso, el otro gran propietario de Cemex es un fondo de inversión administrado por Blackrock, que mantiene alrededor del 10 por ciento de las acciones.

Si bien el administrador de un fondo no es considerado como dueño de las acciones y mucho menos tiene derecho a voto, su influencia está presente al momento de las decisiones importantes, como la elección de los directores ejecutivos.

Dos cabezas

Rogelio Zambrano ha formado parte del Consejo de Administración del grupo desde 1987. El primo de Lorenzo Zambrano e hijo de Marcelo Zambrano Hellión, también forma parte del Consejo Consultivo de Grupo Financiero Banamex y de los Consejos de Administración de Carza y del Tecnológico de Monterrey.

Al frente de la dirección general de Cemex quedó Fernando A. González Olivieri, quien ha trabajado en la cementera durante los últimos 15 años, ocupando diversos puestos, desde presidente regional, hasta vicepresidente de Finanzas.

El graduado del Tecnológico de Monterrey en Administración de Empresas fue vicepresidente de Planeación Estratégica entre 1994 y 1998, presidente de Cemex Venezuela hasta 2000 y de Asia los tres años siguientes y después en Europa. Desde febrero de 2011 ocupaba la vicepresidencia de Finanzas.

Expertos comentaron que lo natural era que los cargos de presidente y director general se separaran tras el deceso de Zambrano y que el candidato para ocupar la presidencia del Consejo era Rogelio Zambrano y para la dirección general, Fernando González.

Marco Medina, analista de Ve por Más Casa de Bolsa, había destacado la amplia trayectoria de González dentro de la compañía, con conocimiento de las diversas regiones en que opera Cemex, así como en su estructura financiera.

En el caso de la presidencia, Fernando Bolaños, analista de Monex Casa de Bolsa, destacó el pasado martes que si bien no se descartaba que alguien del equipo directivo pudiera ocupar el puesto, el parentesco familiar sería una ventaja para Rogelio.

Cemex también nombró a Ian Christian Armstrong Zambrano como nuevo miembro provisional del consejo de administración. Armstrong es vicepresidente de promoción y análisis de Evercore casa de Bolsa.